Confirman mala interpretación de ultrasonido en caso de presunto robo de gemelo

Ultrasonido fetal. (Getty Images, archivo)

Después de la denuncia por el presunto robo de un bebé en el Hospital General Ticomán, los peritajes determinaron que hubo una mala interpretación del ultrasonido, que se realizó la mujer embarazada, en un laboratorio privado.

En días pasados, María Guadalupe Pérez Olivares, quien denunció el presunto robo de uno de sus bebés recién nacidos en el Hospital General Ticomán, ubicado en la delegación Gustavo A. Madero, el pasado 4 de junio, aseguró que su embarazo era gemelar.

La información sobre el embarazo gemelar le fue confirmada en una clínica privada donde se realizó un ultrasonido, cuando tenía 34 semanas de gestación.

Este lunes, En Punto confirmó que los expertos en radiología consultados por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) concluyeron que hubo una “mala interpretación” del ultrasonido, que la mujer se hizo en el laboratorio privado D’Ziur.

Las autoridades aseguraron que este resultado, junto con las declaraciones de ocho médicos, que estuvieron en el quirófano, y de un especialista en ginecobstetricia, los llevaron a concluir que la mujer siempre estuvo embarazada solamente de un producto.

La madre de los menores declaró que el pasado 4 de junio, alrededor de las 16:30 horas, el médico que la atendió le explicó que uno de los bebés estaba en posición transversal y que el otro estaba listo para nacer.

Posteriormente, a las 22:00 horas, se le realizó una cesaría.

La mujer aseguró que nacieron los dos niños, pero los médicos le dijeron que solamente fue uno.

Edna Ramírez, abogada de María Guadalupe Pérez, explicó que el día del parto, la madre de los gemelos escuchó el llanto del bebé “pero nunca se lo pusieron a la vista… después de algunos minutos, le manifiestan que no hay bebé y que si lo hubo se pudo haber desintegrado”.

Por más de un mes, la señora María Guadalupe Pérez Olivares esperó una respuesta por parte del Hospital General de Ticomán, perteneciente al Sector Salud de la Ciudad de México, al no obtenerla, buscó apoyo legal y el pasado 16 de julio interpuso una denuncia.

Tras la denuncia, autoridades de la Ciudad de México iniciaron la investigación y ordenaron un peritaje al ultrasonido que se realizó María Guadalupe Pérez Olivares.

Tras días de investigación, la conclusión del peritaje ya le fue comunicada a María Guadalupe Pérez Olivares.

 

Con información de En Punto y Noticieros Televisa.

 

RMT