Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Sedena detalla agresiones del Cártel de Sinaloa para liberar a Ovidio Guzmán

Las imágenes fueron parte de las agresiones que cometieron integrantes del Cártel del Pacífico contra la población civil en Culiacán
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
FOTO: El titular de la Sedena narra los hechos en Culiacán. (Cuartoscuro, Presidencia)

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Cresencio Sandoval, documentó la extensión que tuvieron las agresiones de los sicarios del Cártel de Sinaloa en contra de la ciudadanía y de elementos de las Fuerzas Armadas a quienes buscaron retener para proceder luego a un intercambio.

Te puede interesar: Extradición de Ovidio Guzmán fue solicitada por Estados Unidos desde 2018

“Esta es la acción de los delincuentes a la ciudadanía: bajan de los autobuses a los ciudadanos para poder bloquear las calles con esos vehículos.  Este es un vehículo blindado que se posiciona en este punto porque por aquí estaban pasando vehículos de la delincuencia y haciendo fuego contra el personal”, explicó Luis Cresencio Guzmán.

Las imágenes fueron parte de las agresiones que cometieron integrantes del Cártel del Pacífico contra la población civil en Culiacán la tarde del 17 de octubre. Su propagación fue a tal velocidad, que solo así se comprendieron imágenes donde se alertaba a la población de posibles balaceras.

La reacción de los criminales al operativo contra Ovidio Guzmán tuvo como objetivo muy específico el atacar puntos que afectaran al personal militar.

De acuerdo con la relatoría de la Sedena, el primer ataque fue a las cuatro de la tarde con cinco minutos, tiempo del centro de México.

Te recomendamos: ‘Ya paren todo, ya me entregué’, dijo Ovidio Guzmán durante operativo en Culiacán

Ocurrió contra elementos que estaban en uno de los grupos del perímetro externo.

Ahí, uno de los elementos de tropa fue herido y perdió una pierna por un impacto de calibre 50, en medio de un enfrentamiento donde, como quedó registrado en redes sociales, los civiles armados usaron vehículos utilitarios para circular.

Minutos más tarde se recibieron más reportes de militares heridos.

Como en el enfrentamiento registrado a las cuatro de la tarde con diez minutos, en el cruce de avenida Universitarios y Sánchez Alonso, a cinco minutos en auto de la zona de la Fiscalía estatal.

Ahí murió un elemento de tropa y nueve más, incluido un oficial, resultaron heridos.

Según la relatoría, es a las cuatro de la tarde con 50 minutos hora del centro que se reporta gente armada y retención de personal militar cerca de las bases de Cosalá, El Fuerte y Costa Rica.

Sobre este último punto, del que se difundieron imágenes en redes la misma noche del 17 de octubre, el secretario de la defensa explicó lo siguiente.

“De los 21 auto tanques, 10 eran vacíos los que ya iban a Mazatlán y 11 tenían combustible los que iban entrando. Cuando llegan los convoyes aquí en este punto, aquí ya hay delincuentes, aquí se estiman 150 hombres, 30 vehículos, lanzagranadas, ametralladoras, armamento automático, granadas de mano; utilizan a las personas civiles para poderse acercar a nuestro personal sin que hicieran fuego, les establecen lo que quieren es retenerlos para un posible intercambio posterior. Se llevan de aquí a un oficial, cuatro de tropas, dos Cheyennes, 11 armas y una estación de radio, se los lleva la delincuencia”, destacó Luis Cresencio Sandoval.

Testimonios de habitantes de la zona narraban así lo ocurrido en ese lugar.

“Los soldados actuaron perfectamente. Usted sabe que con una bala ahí quedamos todos, explotan las pipas porque no era una sola, eran muchas”, dijo Lucía, habitante.

-¿Cuántas?

“No sabría decirle porque estaba el colonón.

¿Eran dos, tres?

“No, eran más, eran muchas pipas”, agregó Lucía.

En este punto se generó la imagen que en su momento circuló en redes sociales como la de Ovidio Guzmán siendo trasladado vestido de militar.

El secretario la explicó:

“Este es el oficial que se llevan de ahí de Costa Rica. Esta foto estuvo circulando en las redes estableciendo que este era el presunto delincuente y que lo habíamos uniformado para sacarlo. No, este es el oficial que fue retenido”, apuntó Luis Cresencio Sandoval.

La Sedena detalló también lo ocurrido en la Unidad Habitacional 21 de Marzo.

Ahí, quince minutos antes de las cinco de la tarde, hora del centro se reportaron cuatro vehículos en los accesos del lugar.

Desde ahí los civiles armados dispararon e incluso lanzaron granadas que no estallaron.

Decenas de habitantes se resguardaron en sus casas o incluso saltaron por las ventanas.

Dentro de la unidad se vivió uno de los momentos más tensos.

“En este punto amarillo se encontraba un elemento de tropa con unos niños, estaban jugando ahí. Cuando inician las agresiones, el sargento une a todos los niños. Los mueve del lugar para ponerlos a salvo. Los delincuentes que ya habían ingresado a la unidad habitacional a pie, lo alcanzan a observar y van sobre él. Cuando ya llegan ahí, el sargento les establece que son niños, que son puros niños, los dejan y se lo llevan a él, lo retienen a él”, detalló Luis Cresencio Sandoval.

En total, la Sedena cuenta siete agresiones contra militares y once elementos retenidos esa tarde en Culiacán.

Según explicó el general secretario se decide liberar a Ovidio Guzmán a las 19.49 horas y tuvieron que pasar 27 minutos, según la línea de tiempo, para conocer el destino de los militares retenidos.

El presidente Lopez Obrador remató la exposición reafirmando el por qué se tomó la decisión de liberar al hijo de “El Chapo”.

“Que se sepa todo lo que sucedió porque es demostrar en los hechos, en una circunstancia compleja, difícil, de mucha gravedad, que se está actuando con responsabilidad y lo más importante es la protección de los ciudadanos, el proteger la vida de los seres humanos en general. Ya cuando se ven estas cosas como suceden es cuando se comprende mejor por qué se toman decisiones, por qué se ordenó detener el operativo”, apuntó el presidente López Obrador.

La exposición ayudó a aclarar muchas dudas sobre dónde se tomó la fotografía que se conoció ese día de Ovidio Guzmán. Ahora se sabe que fue en el estacionamiento de su casa.

Quién era el hombre vestido de militar que estaba siendo trasladado, y también que el video del cruce de las calles Alejandro Avilés y boulevard Manuel Romero, no corresponde a la casa de Ovidio Guzmán, que se trató de uno de los convoyes de las fuerzas federales que se dirigían a uno de los puntos del perímetro de seguridad.

Con información de En Punto.

LLH