Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Cómo hacer unas deliciosas tortillas de harina

Solo necesitas agua y otros cuatro ingredientes muy comunes para hacer tortillas de harina
¿Cómo hacer tortillas de harina? (Foto: Twitter)

Para hacer tortillas de harina para tus quesadillas, solo necesitas cinco ingredientes básicos y un rodillo. A continuación te explicamos el sencillo procedimiento para su elaboración.

Te recomendamos: ¿Se pueden preparar huevos estrellados sin aceite?

Los ingredientes para preparar las tortillas de harina son:

-Harina
-Polvo para hornear
-Sal
-Grasa (aceite, manteca o mantequilla)
-Agua

Una vez que tengas listos todos tus ingredientes, basta con que combines la harina, el polvo para hornear y la sal; agrega la grasa y, al final, el agua.

Asegúrate de dejar reposar las bolitas de masa (mejor conocidas como testales) de 15 a 30 minutos. La superficie en las que está la masa debe de estar cubierta en todo momento por un plástico o tela encerada. De este modo, las bolitas se mantienen bien humectadas y las tortillas te quedarán bien suaves y manejables.

Posteriormente solo tienes que amasar la mezcla que finalmente aplanarás con el rodillo. Este proceso puede ser más ágil y práctico con una batidora.

Toma en cuenta que un rodillo pequeño te ayuda a estirar las tortillas del centro hacia afuera sin que deformes lo que ya estiraste. Además, como la masa queda bastante elástica, puedes crear el círculo perfecto justo al momento de ponerla en el comal.

Sin embargo, será cuestión de práctica para que te queden redondas las tortillas, así que no te preocupes si no te quedan así la primera vez.

Por otro lado, te darás cuenta de cuál es la temperatura perfecta para cocinar las tortillas cuando estas empiezan a formar ampollas o burbujas de aire más o menos a los 30 segundos. Debes de poner mucha atención a este paso, ya que si la temperatura está muy baja, tus tortillas quedarán resecas porque se cocinarán por más tiempo; y si la temperatura está muy alta, se te van a quemar antes de estar bien cocidas.

Entre más delgadas las tortillas, más fácil será que se formen las ampollas. En cambio, mientras más gruesas, el aire se concentrará en un solo lugar.

Una vez que estén recién salidas del comal, debes de poner las tortillas en una servilleta de tela y que se mantengan cubiertas hasta que se enfríen por completo. Si las cocinaste adecuadamente, no tendrás problema con que se peguen.

No se requiere que las dejes orear como se acostumbra con las tortillas de maíz. Una vez que estén al tiempo, debes guardarlas con todo y la servilleta de tela en una bolsa de plástico o bien cubiertas con tela encerada.