¿Qué es la espuma blanca que le sale al caldo de pollo y por qué debes quitarla?

Esta espuma es provocada por la proteína y grasa del pollo y podría provocar daños a tu salud.
Imagen de archivo. (Pixabay)

¿Cuando preparas caldo de pollo has notado que una espuma blanca comienza a flotar en la superficie?, ¿qué la provoca y por qué deberías quitarla de este platillo? A continuación resolveremos tus dudas y te explicaremos todo lo que necesitas saber al respecto.

Te recomendamos: ¿Qué son las rayas blancas en la carne de pollo y qué tan saludable es su consumo?

El pollo, como otros alimentos de origen animal, es una fuente rica de proteínas que se liberan en coágulos cuando este comienza a cocinarse.

Al entrar en altas temperaturas, como la del agua caliente, las proteínas comienzan a aparecer junto a la grasa y se disuelven colocándose en el centro de la olla, lo que provoca una especie de espuma blanca en tu guiso.

Las proteínas, al partirse, se desnaturalizan y se manifiestan de esta forma en la comida, haciendo que esta pueda alterar su sabor o que te provoque dolores de estómago.

Tan pronto como la espuma se forme en tu caldo de pollo deberás retirarla de la olla, pues de lo contrario amargará tu preparación y hará que se eche a perder más rápido la comida.

Una forma de evitar que tu caldo de pollo se arruine con la espuma es poniendo a cocer primero el pollo y dejar que el agua caliente vaya retirando el exceso de proteína por separado.

Ya que esta aparezca en la olla en la que has puesto a cocer la carne podrás retirarla y añadir el pollo pre-cocido al resto de la preparación, garantizándote así un buen caldo de pollo sin exceso de proteína, grasa o un mal sabor.