NAIM, última oportunidad de México para infraestructura aérea a largo plazo: Canaero

NAIM, última oportunidad de México a largo plazo: Canaero

El NAIM es la última oportunidad de México para construir infraestructura aeroportuaria a largo plazo, considera Sergio Alonso Allard, presidente de Canaero (Notimex/Archivo)

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es la última oportunidad de realizar un proyecto de infraestructura a largo plazo, pues una terminal con menor rentabilidad podría ahuyentar las inversiones internacionales y no mejoraría la capacidad operativa, así lo consideró el presidente de la Cámara Nacional de Aerotransporte (Canaero), Sergio Alonso Allard, en entrevista con Raymundo Riva Palacio para “Estrictamente Personal”.

Al iniciar la entrevista, Sergio Alonso Allard aclaró que el Colegio de Pilotos y el Colegio de Controladores del Colegio de Ingenieros en Aeronáutica se pronunciaron a favor de la construcción del NAIM en Texcoco por cuatro factores, entre los que se encuentran la seguridad, una capacidad de operación a largo plazo, la construcción de un nuevo centro de conectividad y la viabilidad aeronáutica.

En primer lugar, estableció Allard, el NAIM tendría seguridad, “principal valor de todas las aerolineas”. En segundo lugar, expuso que se busca una capacidad de operación a largo plazo, de 50 a 60 años. El tercer factor es la creación de un nuevo centro de conectividad tanto de pasajeros como carga, “para ser competitivos”.

México tiene más de 60 convenios bilaterales con otros países y necesitamos servicios de facilitación para los pasajeros y mejorar la rapidez de aduana y migración”, dijo Allard sobre las necesidades que resolvería el nuevo aeropuerto.

Expertos en aeronáutica apoyan construcción del NAIM en Texcoco

Un cuarto factor en la decisión a favor del NAIM en Texcoco es la ingeniería aeronáutica, cuyas limitaciones internacionales actualmente no permiten una superación de las operaciones del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

“Se consultó a Mitre, que en sus análisis dijeron que la separación entre los aviones en la altura no podía ser mayor a 1000 pies si se operaban los dos aeropuertos. Para fortalecer la seguridad aérea se tendría que separar la entrada de los aviones en su última fase de aproximación a los aeropuertos.” dijo Allard sobre el análisis de ingenieros aeronáuticos de la situación actual.

“Si hoy la separación es de entre 4 y 5 millas para ir aterrizando, con estas nuevas reglas se tendría que ir a 8 o 10 millas (con dos aeropuertos), entonces no se aumentaría gran capacidad.”, aseguró.

Al día de hoy, de acuerdo con Sergio Allonso Allard, la capacidad del AICM es de 71 aterrizajes y despegues por hora, por lo cual se ha declarado como saturado ante el creciente turismo y tránsito de pasajeros o mercancías por las terminales aéreas.

Jiménez Espriú: Se instrumentará tercera opción en tema aeropuerto

Allard Barroso no especificó cuántos vuelos ocurren en la base aérea de Santa Lucía actualmente, pero comentó que las operaciones comerciales tuvieron que detenerse durante cuatro horas el pasado domingo, durante el desfile militar por el aniversario de la Independencia de México.

El presidente de la Canaero habló también de la seguridad en tierra, necesaria cuando los pasajeros se acercan al avión antes del despegue y después de los aterrizajes. Dijo que la Asociación Internacional de Aerotransporte (IATA) no tiene datos de otro complejo que tenga un estacionamiento que opere debajo de un aeropuerto, como en Santa Lucía, pues los edificios deben estar alejados de los aeropuertos para evitar atentados u otro tipo de altercados.

Lo que nosotros necesitamos es una decisión a largo plazo. Sería muy irresponsable por parte de nuestra industria decir que hay una decisión y en siete u ocho años volver a estas mesas y discusiones.”, dijo Allard al respecto de una nueva toma de decisiones, y agregó que la discusión actual sobre el nuevo aeropuerto lleva desde principios de los noventa, “Todas las cámaras del país están a favor de construir el NAIM en Texcoco por las razones anteriores.”

Expertos aseguran que Santa Lucía no es buena opción para NAIM

Sobre la opción de utilizar otros aeropuertos cercanos a la Ciudad de México como el de Toluca, Cuernavaca y Puebla; Allard Barroso respondió con el ejemplo de la ciudad de Nueva York, que tiene tres aeropuertos con diferentes funciones: La Guardia, John F. Kennedy y Newark.

Simplemente Nueva York maneja al año 120 millones de pasajeros con grandes operaciones y una orografía totalmente distinta. El mercado mexicano es de 95 millones de pasajeros, toda la República Mexicana”, destacó.

Allard Barroso también expuso el caso de Panamá, en donde la población considera que uno de los proyectos de inversión a futuro más importantes es el de su aeropuerto internacional, con el desarrollo de conexiones en Latinoamérica, que comenzó su ampliación en el año 2006 y que continuará con la construcción de una nueva terminal que comenzará operaciones en 2019.

El líder de la Canaero también mencionó que el NAIM en Texcoco tendrá una gran rentabilidad, y que podría ser un gran negocio para el Gobierno, pues los grupos aeroportuarios en México tienen alta rentabilidad operativa.

También insistió en el impacto social y que se podría desarrollar una Zona Económica en el área del aeropuerto, a la cual podrían acercarse empresas y universidades para crear un “cluster” aeronáutico e incorporar a la metrópoli.

Es la última oportunidad que tenemos como país de hacer una obra de infraestructura a largo plazo. Un proyecto con menor rentabilidad, como el de los dos aeropuertos en operación, podría limitar la inversión de otros actores.”, dijo Allard.

El NAIM y el impacto ambiental, en Agenda Pública

Con información de ForoTV

asa.

CARGANDO...