CNDH exige liberar a profesor preso erróneamente por caso Ayotzinapa

CNDH exige liberar a profesor preso erróneamente

CNDH exige liberar a profesor preso erróneamente por caso Ayotzinapa. (AP, Archivo)

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) exigió liberar al profesor Erick Uriel Sandoval Rodríguez, quien está preso desde hace 171 días por presuntamente participar en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

A través de un comunicado, el organismo denunció que el arresto del docente es “injusto”, ya que él no es ‘La Rana’ o ‘El Güereque’ a quien los autores materiales de la desaparición de los estudiantes señalaron como su cómplice.

Sandoval Rodríguez lleva 171 días preso, luego de que fue indebidamente detenido por la Policía Federal.

Actualmente permanece en el Cefereso número 14 de Durango.

Cae ‘El Pajarraco’, involucrado en desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa

La Comisión insistió en que la fiscalía general mantiene preso a un hombre inocente por el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y que a 99 días de que la CNDH entregó las pruebas de la inocencia de Erick Uriel, la Procuraduría General de la República (PGR) no ha hecho nada por enmendar su error.

Mantiene su injusta acusación contra un inocente, mientras quien, es el verdadero partícipe de los hechos, goza de libertad en la más absoluta impunidad”.

Hace 73 días, la CNDH hizo público el caso de la equívoca detención de Erick Uriel Sandoval y presentó escritos “Amicus Curiae” a su favor ante los Tribunales que conocen de su caso.

La equívoca detención de Erick Uriel Sandoval Rodríguez acentúa la violación al Derecho a la Verdad y el de Acceso a la Justicia que corresponde a las víctimas de los trágicos hechos de Iguala”, indica este jueves la CNDH.

Será reabierta la investigación sobre desaparición de estudiantes de Ayotzinapa: Encinas

En 2014, el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, indignó al país y a la comunidad internacional.

Según la hipótesis de la fiscalía, los jóvenes estaban en Iguala cuando fueron detenidos por policías locales.

Los policías municipales los habrían entregado a narcotraficantes, quienes los habrían confundido con rivales y asesinado para luego incinerar sus cuerpos y arrojar las cenizas a un río.

Esta conclusión fue duramente cuestionada por los padres y expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según las “propias pruebas” de la fiscalía el verdadero partícipe de los hechos “goza de libertad en la más absoluta impunidad”, deplora.

Por su parte, el representante de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, dijo que “México tiene que superar la pesada herencia de decenios de negación, falta de reconocimiento de la dimensión del problema, ausencia de voluntad, ineficacia y revictimización” en los casos de desapariciones.

Se gradúa generación de normalistas de Ayotzinapa sin los 43

Con información de la CNDH

KAH

CARGANDO...