¿En qué consiste el fraude de la “patrona”?, ¿cómo prevenirlo?

También llamado fraude del "sobre amarillo", tiene por víctimas a trabajadoras del hogar
¿Qué es el fraude de la "patrona" y cómo prevenirlo? (Imagen: Especial)

El fraude de la “patrona” o del “sobre amarillo” afecta principalmente a trabajadoras del hogar. Ellas son extorsionadas y manipuladas para hacerles creer que sus empleadores están en peligro, con el fin de que entreguen pertenencias o dinero. ¿Cómo prevenir esta delito?

Te recomendamos: Así puedes cocinar frijoles sin gastar mucho gas

Desde marzo del 2019 el Consejo Ciudadano informó de esta modalidad de la extorsión telefónica que tiene por víctimas a trabajadoras del hogar. Comúnmente, se les llama por teléfono y se les hace creer que sus empleadores están encarcelados o en medio de una urgencia económica, de ahí que esta clase de fraude se llame de la “patrona”.

Durante la llamada se les manipula para que busque relojes, joyas y dinero. Quienes las extorsionan con frecuencia se hacen pasar por intermediarios que les dicen que su empleadora está en una urgencia, como lo puede ser un choque o una detención. También se han registrado casos donde los delicuentes se hacen pasar por policías.

En el 2019 el Consejo Ciudadano registró 131 casos. En lo que va del 2020 se han registrado 56 reportes de fraudes de la “patrona”. Se consuman un 30% de los casos, mientras que el resto suele terminar en tentativa. Al final, las víctimas entregan el dinero o las pertenencias reunidas en un punto a donde las dirigen los delincuentes.

“Recibí una llamada de extorsión. Me di cuenta ya después de que había entregado ya las cosas. Primero, me hablaron por teléfono, me habló una persona, una mujer, que según la señora estaba detenida en la Benito Juárez”, declaró una víctima al diario Reforma.

Este procedimiento no es distinto del que informamos en Noticieros Televisa a principios del 2019.

“La persona sabía donde tenía la señora todas las cosas, cosas que ni yo sabía, porque hay cosas que la señora a mí no me dejaba tocar… la verdad le entregué yo las cosas”, dijo la víctima.

La mejor manera de prevenir esta clase de extorsión es no revelar información personal durante una llamada telefónica. Los extorsionadores manipulan a las víctimas para que estas, sin querer, vayan revelando datos de sus empleadores a medida que se desenvuelve la conversación. Ante una llamada sospechosa, lo mejor siempre es colgar y verificar que las personas a quienes se refieren los posibles extorsionadores se encuentran bien.

 

Con información de Reforma