Descubre el secreto para cocinar unos huevos revueltos más esponjosos

Con este sencillo truco lograrás hacer unos huevos revueltos perfectos e impresionarás a tus comensales.
Este pequeño truco te ayudará a cocinar unos huevos revueltos más esponjosos (Foto: Pixabay)

Uno de los platillos preferidos para desayunar en varios países alrededor del mundo son los huevos revueltos. Ya sean solos o acompañados de algún otro ingrediente, este alimento ayuda a comenzar con energía el día, ¿pero sabes cómo hacer que estén se vean más esponjosos y apetitosos? Aquí te dejamos un sencillo truco.

Te recomendamos: ¿Cómo preparar papas como las del carrito?

Hacer huevos revueltos es relativamente sencillo, pero eso no quiere decir que todos los sepan hacer, mucho menos que no existan consejos para que su textura y sabor sean incluso más agradables para el paladar y el gran secreto para conseguirlo es la crema ácida.

Utilizada por restaurantes y hoteles para la preparación de sus huevos revueltos, la crema ácida también ayuda a que los sabores de otros ingredientes que incluyas en tu preparación resalten, logrando una combinación muy satisfactoria para el comensal.

Los ingredientes que necesitas para tener esos huevos revueltos espectaculares son:

  • Dos huevos
  • Una cucharadita de sal
  • Media cuacharadita de pimienta
  • Dos cucharadas de crema ácida
  • Media cucharada de mantequilla sin sal
  • Media cucharada de aceite vegeral

Y ahora, para la preparación, debes hacer los siguientes pasos:

  1. Bate los huevos hasta que estos dupliquen su volumen
  2. Agrega sal, pimienta y la crema ácida
  3. Calienta un sartén y agrega la mantequilla y el aceite
  4. En el sartén vierte los huevos y cocina a fuego medio
  5. Mueve constantemente la preparación pero sin aplastarla, para evitar sacar el aire que se originó con el batido
  6. Retira el sartén del fuego y sirve

Por supuesto, a esta receta base de huevos revueltos le puedes agregar otros alimentos como jamón o salchicha, pero sin olvidar la crema ácida o, si no la consigues, un poco de leche también funcionará.

Listo, ahora puedes sorprender a tu familia, amigos, pareja o cualquier invitado si un día van a tu casa a desayunar.

Con información de Cocina Delirante