Guerrero consigue importantes avances en materia de seguridad, desarrollo y salud

A pesar del impacto social y económico de la pandemia, el estado de Guerrero ha logrado avances importantes, sobre todo en materia de seguridad.
octubre 17, 2020

El 13 de octubre, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, rindió su quinto informe de gobierno de manera virtual ante los integrantes del Congreso estatal. A pesar de la pandemia de coronavirus que azota a toda la República Mexicana, el titular del Poder Ejecutivo destacó los logros de su gobierno en la entidad, sobre todo en materia de seguridad, infraestructura, desarrollo social y salud.

En seguida hacemos un repaso de las cuentas que presentó el gobernador Astudillo, resultado de los proyectos que implementó su gobierno para mejorar la calidad de vida de la población.

Seguridad

Antes de la toma de protesta de Héctor Astudillo en 2015, Guerrero era una de las entidades más afectadas por la crisis de violencia, colocándose en el primer sitio a nivel nacional de los indicadores delictivos. En su quinto informe, el gobernador subrayó el desempeño de su equipo de seguridad para recuperar la gobernabilidad en varias zonas de la entidad y agradeció las labores de coordinación con las policías municipales y con el Gobierno Federal a través de las Fuerzas Armadas.

El gobernador informó que Guerrero logró descender del primer sitio en homicidios dolosos –lugar que ocupaba en 2014 y 2015– al noveno lugar, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Astudillo se mostró confiado en que Guerrero podrá situarse en el décimo lugar una vez que se dé a conocer el próximo reporte.

“No es lo mismo estar en primer lugar que en décimo lugar. Expreso mi agradecimiento y reconocimiento a la Defensa Nacional, a la Marina, a la Policía del Estado, a la Guardia Nacional, a todos los que han hecho posible que este estado esté en mejores condiciones de gobernabilidad y también en el tema de seguridad. Vamos a estar muy pendientes de todo lo que acontezca todos los días en esta maravillosa tierra de Guerrero.”

En el desglose de los indicadores delictivos, resalta la disminución del 59 por ciento en homicidios dolosos entre 2015 y 2020 a nivel estatal (y 17.19 por ciento en contraste al año pasado). David Portillo Menchaca, secretario de Seguridad Pública, detalló que en los municipios donde se acumula el 50 por ciento de incidencia delictiva (Acapulco, Zihuatanejo, Chilapa, Chilpancingo y Taxco), hubo una disminución del 28 por ciento en homicidios dolosos de enero a septiembre, en comparación con el mismo periodo de 2019.

El secretario Portillo Menchaca es parte de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, una iniciativa encargada de diseñar e implementar las estrategias de seguridad del estado en coordinación con fuerzas municipales y federales, esto con el objetivo de reducir la violencia sobre todo en los municipios más afectados.

Otro integrante de esa mesa es el fiscal general Jorge Zuriel de los Santos Barrila, quien detalló que hubo una disminución del 58 por ciento en el número de carpetas de investigación de delitos del fuero común, lo que permitió que Guerrero descendiera en este rubro del lugar 14 a nivel nacional (en 2015) al lugar 24. Este año, de enero a agosto, hubo 15,372 carpetas iniciadas, un avance considerable de las 36,786 carpetas en 2015.

El fiscal también señaló una disminución del 73 por ciento en las carpetas iniciadas por el delito de robo de vehículos del año 2010 a 2020. Otra cifra positiva para el equipo de seguridad fue la reducción en secuestros, con una caída del 58 por ciento en contraste al 2015. Una de las principales inversiones en materia de seguridad ha sido la construcción en Acapulco de un Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C5), para así brindar mayor seguridad en uno de los principales destinos turísticos de la entidad.

Salud

En lo que respecta a los esfuerzos del gobierno para reducir los efectos de la crisis sanitaria en la población, el gobernador anunció que se reconvirtieron “11 hospitales con más de 400 camas para atender a pacientes de Covid-19”, entre estos, el CRIT Teletón, el cual fue convertido en un hospital Covid, equipado con 73 camas para pacientes en recuperación y observación.

A pesar de que Guerrero se encuentra en alerta naranja en el semáforo de riesgo covid, Carlos de la Peña Pintos, secretario estatal de Salud, informó que se tiene un comportamiento estable en las cifras, con una ocupación hospitalaria del 29 por ciento en el sistema estatal de salud.

Para evitar la propagación del virus, el gobierno instaló en distintos municipios módulos que realizan pruebas gratuitas de Covid-19, ha estado adquiriendo medicamento y equipo sanitario para enfrentar la pandemia, instaló filtros en los accesos a playas y otros destinos turísticos, y emprendió campañas de comunicación para concientizar a la población sobre las medidas para evitar el contagio, entre estas, el uso responsable del cubrebocas, el lavado frecuente de manos, el uso de gel antibacterial en todos los comercios y mantener la sana distancia.

Mercedes Calvo, presidenta del DIF estatal, agradeció las donaciones de caretas, cubrebocas y gel antibacterial para entregar en playas, mercados y transporte público. El DIF también emprendió un programa de desayunos y despensas, sumando 425,973 apoyos alimentarios a 2,477 comunidades marginadas. Aparte de la crisis sanitaria, el DIF ha brindado apoyos en la forma de despensas a los damnificados de desastres naturales como la tormenta tropical ‘Hernán’,

La esposa del mandatario estatal informó que el DIF entregó por todo el estado 2,501 apoyos entre sillas de ruedas, andaderas, muletas y bastones en los últimos cinco años, así como 11,905 aparatos. Encima de estos, Guerrero ahora cuenta con cinco centros de rehabilitación en lugares como Taxco y Zihuatanejo, así como playas incluyentes para personas discapacitadas en Bahías de Papanoa (Tecpan) y en Playa Quieta (Zihuatanejo).

Infografía: Guerrero, un estado en desarrollo. (Imagen: Noticieros Televisa)

Desarrollo social

El gobierno de Astudillo resaltó las obras realizadas a través de programas sociales como las 25,882 acciones de vivienda a través del programa ‘Un cuarto más’, la construcción de la Unidad Habitacional Infonavit en San Francisco Cuadra (municipio de Taxco), la entrega de más de 26 mil estufas ecológicas al mismo número de familias, o los 2,223 hogares que recibieron energía eléctrica como parte del programa ‘Guerrero ilumina’.

Además de las 272 obras de ampliación o instalación de nuevas redes de electrificación en 52 municipios del estado, 135 mil guerrerenses se vieron beneficiados por las obras de agua potable y tratamiento de aguas residuales, entras estas, el pozo radial en Zihuatanejo, obra diseñada para garantizar el abasto de agua potable al binomio turístico de Ixtapa-Zihuatanejo.

Por el lado de la infraestructura, el gobernador Astudillo señaló como producto de la inversión pública el distribuidor vial Chichihualco, la rehabilitación de la Unidad Deportiva II (CREA), el canal pluvial de la barranca del Huizachal, las instalaciones de la Escuela de Música, del Tribunal Superior de Justicia y la remodelación de espacios del Polideportivo.

En Acapulco se han realizado múltiples labores para recuperar espacios como el rescate del Parque Papagayo, y también se ha invertido en nuevas obras, como el Paseo del Pescador y su Ciclopista, además de la rehabilitación de Sinfonía del Mar, las calles del Centro Histórico y la culminación del proyecto de transporte público conocido como Acabús. Entre otras importantes obras, cabe destacar la conclusión de la Unidad Deportiva de Acapulco, la ampliación a cuatro carriles de la avenida Escénica y el Hospital General de El Quemado.

Zihuatanejo, por su parte, goza de una nueva imagen con su muelle gracias a una inversión de casi 100 millones de pesos. Nuevas obras de remodelación en el Paseo del Pescador, la Ciclopista a Ixtapa y la Escénica de Riscalillo le brindan un nuevo atractivo a este destino.

Entre las obras que tienen como fin detonar el desarrollo económico de la región de la Montaña son el libramiento a Tlapa, el puente vehicular Itacuan y el Hospital General de Tlapa. En la Tierra Caliente se construyó el puente Yolotla y el Hospital General de Coyuca de Catalán. Y en Costa Chica se trabaja en el desarrollo de una costera de 20 kilómetros en Playa Ventura y Playa Azul en Copala.

Economía y educación

La pandemia de coronavirus desató una fuerte ola contra la economía del estado, sobre todo en el sector turístico, por lo que el gobierno estatal ha tenido que amortiguar el impacto. La directora de Comunicación Social, Erika Lürhs Cortés, hizo un llamado a la población a seguir las recomendaciones de salud, para que así el semáforo de alerta covid pueda cambiar a amarillo y Guerrero siga implementando medidas que permitan una mayor reactivación económica.

“Para Guerrero es un gran reto volver a tener los buenos números que se lograban antes de la pandemia. Guerrero llegó a ser el estado con mayor inversión de todo el país; Guerrero durante los últimos años, fue el estado con la menor tasa de desempleo, Guerrero ha sido el estado donde más Ferias del Empleo se realizan y donde más se coloca a mujeres y hombres que buscan una oportunidad de empleo.”

La directora Lürhs Cortés destacó la paz laboral que se ha vivido en la entidad, sin que se haya manifestado ninguna huelga en los últimos cinco años, además de apoyos a empresarios como otorgar crédito y ofrecer incentivos para reducir la pérdida de empleos.

En lo que respecta al sector educativo, las escuelas permanecen cerradas por la pandemia, aunque los estudiantes toman sus clases a distancia durante este ciclo escolar 2020-2021. No obstante, el gobierno se ha dedicado a la construcción, reconstrucción, remodelación e intervención de 2,700 inmuebles en todo el territorio estatal, entre estas, la Escuela Secundaria Federal Número 1 de Acapulco, para que los alumnos tengan mejores escuelas una vez que puedan regresar a clases presenciales.

Gracias a estas iniciativas se ha atendido en promedio a 1.4 escuelas por día, un esfuerzo continuo que ha estado en marcha desde el sismo de septiembre de 2017, con particular atención a la zona Centro y Norte del estado, zonas que fueron las más afectadas por este fenómeno.