Ver ahora

“Abajo el delantal y arriba el balón”: La actitud de las primeras futbolistas de México

Una futbolista mujer mexicana famosa: María Guadalupe Cortés Carrillo (fotos e historia).
marzo 4, 2020

“Que bueno que se creó la Liga MX Femenil, ahora con eso de la igualdad entre hombres y mujeres… antes no había eso… Ahora que bueno que puedan trabajar para que se puedan defender en la vida, antes estaban como atadas, antes sufríamos mucho las mujeres”, señaló María Guadalupe Cortés Carrillo

La señora María Guadalupe Cortés Ríos me recibió en su casa para contarme un poco de su vida. La encontré sentada en un sillón, vestida de rosa y con una gran sonrisa que contagia a cualquiera. Actualmente tiene 86 años y arrugas en su rostro, marcas que esconden grandes historias de la milicia y la policía.

 

Foto: Cortesía

“Yo quería entrar al ejército, quería ser enfermera pero ya no me pude sostener porque murió mi padre y tuve que trabajar. No le alcanzaba el dinero a mi mamá y me metió a los 13 años. En la Secretaría de Seguridad Pública fui jefa de área pero me fui a la Academia como cualquier persona”, resaltó la exsargento.

“El deporte ante todo”

Una operación no la deja caminar por ella misma, aunque eso no le impide realizar ejercicios para mantenerse en forma. Al despertar mueve los brazos, los pies y la cabeza, mientras que el resto del día recorre su hogar con la ayuda de un andador.

No obstante, antes de que la edad le empezara a cobrar factura, Cortés Carrillo llevó una vida muy activa gracias a los entrenamientos militares y a que el Ejército la obligaba a desarrollarse en un deporte. Comenzó con el basquetbol y el voleibol, pero al final el balompié la enamoró.

“Éramos varias de diferentes oficinas de las Secretaría de la Defensa, éramos tropa. El teniente Abel era el entrenador. No habían los medios, empezamos con una pelota de periódico. Envolvimos mucho periódico, lo mojamos y lo amarramos con mecate. Después yo le agarré su balón sin permiso a mi hermano más chico que yo. Me regañó cuando supo que yo lo traía, hice mal pero me gustaba el deporte”, explicó apenada.

María Guadalupe Cortés Ríos, de pie, en el extremo izquierdo. (Foto: Cortesía)

Tiempo después, su hermano le regaló la pelota, y la dependencia pública, los uniformes y los zapatos de taco. El equipo duró entrenando entre siete y diez años, sin embargo, el camino no fue sencillo. Ella y sus compañeras recibieron muchas críticas por jugar futbol, comentarios a los que hicieron caso omiso pues “cuando una dice ‘esto me gusta’ no hay imposibles”.

“¡Claro! (se veía mal que una mujer jugara futbol) Criticaban. Nos decían que íbamos a enseñar las piernotas y no se qué, pero era deporte que nos exigían en el trabajo, teníamos que hacerlo como militares. Nosotras íbamos a jugar y hasta ahí. No nos faltaban al respeto, porque sí, la mayoría eran militares”, aseguró.

Doña María presume con mucho orgullo que fue centro delantera y que metió muchos goles. También que su equipo fue considerado por la revista Deporte Ilustrado como el primer conjunto femenil de México, incluso la arquera del conjunto protagonizó una de sus portadas bajo el lema de “abajo el delantal y arriba el balón”.

María Guadalupe es la segunda de izquierda a derecha en la primera fila. (Foto: Cortesía)

Lamentablemente la aventura terminó en el año de 1968, cuando la escuadra tuvo que ser disuelta por órdenes de la cúpula de la milicia.

“En el 68 nos invitó Jaime Fernández a Chilpancingo, Guerrero, con gastos pagados con nuestro entrenador; pero el secretario de la Defensa se negó porque había problemas y fuera a pasar algo. Mandó desbaratar el equipo”, contó Cortés Carrillo.

La mujer y el deporte

Los tiempos cambian. Cualquiera pensaría que debido a su edad, su pensamiento es que la mujer debe ser sumisa y solo debe ocuparse de su hogar… pero es todo lo contrario.

Sí, como madre soltera ella dedicó su vida a sacar adelante a sus cuatro hijos, en darles una carrera y enseñarles el valor del deporte. Asimismo, cada palabra de María Guadalupe Cortés Carrillo refleja que las ganas por empoderar a la mujer siempre han existido.

“Nada es imposible. No se cierren las puertas, nadie se muere de hambre. Uno como madre les debe inculcar el deporte y que sean honrados. El estudio y el deporte para que se entretengan en algo. Cuando se puede se puede. El deporte ante todo”, dijo tajantemente la exmilitar.

Foto: Cortesía

La señora está consciente de que a las personas “el deporte nunca les hace mal, al contrario, las conserva en línea”. Fiel a sus ideales, le hubiera encantado que existiera una liga de futbol profesional de mujeres cuando ella era joven para poder enseñarle a las jóvenes, razón por la que no dudaría en apoyar a alguna de sus nietas en caso de que quiera ser jugadora profesional.

“Que entre, yo para el deporte no me opongo. Yo hablaría con sus papás y les diría: ‘déjala que escoja mejor el deporte y no que agarren un vicio. Es mejor que anden entretenidos a que anden de ociosos’”, dejó en claro.

Amante de las Chivas y fanática de Pelé. Promotora del deporte y feminista, así podríamos definir a María Guadalupe Cortés Carrillo, quien no pudo evitar dar un último consejo.

“Un consejo: no cerrarse las puertas. Cuídense mucho. Si les quieren faltar al respeto hablen, no por miedo no lo digan, pero al momento. No importa quién sea, porque ante todo, el respeto a la mujer. Estudien y dedíquense al deporte. No importa que sean ricas o pobres”, recomendó una de las primeras futbolistas que tuvo nuestro país.

Ilustración principal: Valentina Avilés

Autor:
Daniela Rangel Comunicóloga norteña, ahora sobreviviendo en Chilangolandia y jugando a ser periodista. Amo el rosa y por eso muchos no creen que me gustan los deportes. En mi cabeza hay una canción para toda ocasión.