La Fórmula E: carreras de autos y energías alternativas

Fórmula E: te platicamos de esta modalidad del automovilismo; ¿qué pasa en México y el resto del mundo (2020)?
febrero 12, 2020

Comparte los mismos circuitos que la Fórmula 1, recorre ciudades por todo el mundo, incluso se jacta de compartir a los aficionados, pero por ahora la Fórmula E no interesa a los espectadores, ¿El futuro es interesante para el deporte motor? La respuesta tiene que ser que sí, pero por ahora estamos en un proceso de prueba.

Seguro que has escuchado hablar de la Fórmula 1, el evento de carreras de carros más importante y famoso del mundo. No importa que no te guste el deporte, pues la F1 ofrece más que la velocidad, hablamos de lujos, patrocinadores de marcas costosas, pero también se trabaja en el futuro que por ahora lleva el nombre de: la Fórmula E.

Desde el año 2012, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) comenzó a pensar en las tecnologías alternativas, no solo como una forma de atacar un nuevo mercado, sino pensando en carreras con carros que tengan como combustible la electricidad. Desde entonces, se comenzó a pensar que en algún momento los motores dejarían de utilizar gasolina, por lo que el deporte motor debía de emigrar a las nuevas energías.

Se comenzó a pensar en la Fórmula 1 eléctrica. Los desarrolladores pensaron que si se tenían que mudar a las nuevas tecnologías sería para competir contra los mejores motores y dar un espectáculo a los aficionados del deporte motor. El discurso sonó muy bien, pero hubo un pequeño problema: se tuvo que empezar desde cero para competir contra el evento de carros más importante del mundo.

(Foto: LAT Photographic/Formula E via Getty Images)

Desde luego que llegaron las primeras críticas. Algunos expertos dijeron que un motor alimentado con electricidad sería lento, grande e incómodo. Entonces, ¿quién querría invertir en la creación de autos alimentados con electricidad?

Tan solo para la primera etapa se necesitaban constructores, ingenieros, marcas y pilotos que quisieran participar en este proyecto. Siempre teniendo en cuenta que no buscan competir contra la F1, sino mostrándose como una alternativa para el deporte motor.

La aventura comenzó a mediados de 2014, se montó un cuartel general en el circuito británico de Donington Park, en Leicestershire, Inglaterra. En dicho lugar se instalaron oficinas de los 10 equipos que iniciaron. Las instalaciones incluyen almacenes, talleres y tiendas. Todo lo necesario para que los desarrolladores puedan probar los monoplazas. Pero, ¿quiénes decidieron invertir? Un grupo de constructores europeos que comparten la idea del futuro a través de las energías alternativas y de sustentabilidad.

Hablamos de un gran laboratorio, donde se construyen monoplazas, se prueban y se van mejorando para beneficiar un mejor manejo, pero cuidando la sustentabilidad y las emisiones. Entre menos contaminen y mejor corran, es mejor. Es decir, se trabaja en el desarrollo y aplicación de las últimas tecnologias en propulsión eléctrica, como nuevos motores, baterías o sistemas de recarga.

¿Quiénes se animaron a construir monoplazas de propulsión eléctrica?

Son un grupo de constructores europeos que decidieron invertir y comenzar con una alternativa para la carrera de carros sustentable. Cada uno de especializó en diseñar una parte del monoplaza, se probó y al final se ensambló para crear el primer carro de la Fórmula E.

-Spark Racing Technology: se encarga del diseño de coches, aerodinámica, trenes de rodaje y ensamblaje.

-Renault Sport: supervisión e integración de todos los sistemas, de la frenada regenerativa y de la seguridad.

-Dallara: participó en el diseño y construcción del chasis, así como de la carrocería de fibra de carbono.

-McLaren Electronics Systems: una de las escuderías más famosas de la F1. Se encargó de la construcción del motor eléctrico de los monoplazas y de la unidad de control.

-Hewland: trabajó en la construcción de la caja de cambios en los coches.

-Williams Advanced Engineering: su trabajo consiste en la confección y construcción de la batería de los monoplazas.

-Michelin: es la marca número uno de llantas en el mundo y se encarga de la producción de neumáticos.

(Foto: Amilcar Orfali/Getty Images for TAG Heuer)

Desde la creación de la Fórmula E a la fecha, han habido muchos cambios, pues otras empresas han llegado para la construcción y actualización de los vehículos. En el laboratorio no se deja de trabajar, surgen mejoras y esto ha impactado en el reglamento de competencia. Se comenzó con 10 equipos y 20 pilotos, pero ahora hablamos de 12 equipos y 24 pilotos que tienen que adecuarse a los cambios constantes, como el peso o las reglas.

Por ejemplo, en su inicio se permitían cambios de batería, ahora no y solo puedes tener pequeños golpes de energía para tener un mejor funcionamiento del motor, pero esto depende de los logros de cada piloto durante la competencia.

¿En verdad los autos son lentos? Debes de saber que los coches tienen energía suficiente para alcanzar los 225 km/h de velocidad máxima y pueden acelerar de 0 a 100 km en solo tres segundos, todo mediante una caja de cambios secuencial. Cuando corren a una velocidad alta hacen ruido, pero mientras pasan por curvas son silenciosos.

Los patrocinadores ya llegaron, ya se cobran las entradas y de poco el evento comienza a ser sustentable económicamente, pero hay un problema: las gradas aún se ven vacías.

De esta forma FIA construye el futuro, no busca reemplazar a la Fórmula 1, pero si tener una alternativa para los cambios que exige el planeta ante los problemas ecológicos y de sustentabilidad. Hablamos de un laboratorio futurista que tiene su base en Europa y se exhibe por todo el mundo.

Ilustración principal: Adrián López

Autor:
Jair Toledo A los 15 años quería narrar partidos y salir en televisión. Después aprendí a escribir con narrativa y le di voz a historias del deporte en Oaxaca. Emigré a la Ciudad de México y ahora busco pagar la renta con textos. Maestría en Comunicación.