El fin del dinero se acerca y esto es lo que lo suplirá

El dinero en efectivo no desaparecerá pronto, pero las transacciones por internet son cada vez más comunes en todo el planeta.

Justo en el corazón de Pekín, China, se alza un enorme edificio de siete pisos en el que miles de vendedores buscan enamorar con sus productos a sus más de 20 mil visitantes diarios.

En este inmueble de más de 35 mil metros cuadrados, durante un día cualquiera, un comprador decide pagar con efectivo, pero el locatario señala con el dedo un código QR para que su cliente lo escanée usando el teléfono móvil.

A través de la famosa app de mensajería instantánea WeChat, el “WhatsApp chino”, el comprador escanea el código de cuadros negros y espacios en blanco, y paga con un par de clics.

Solo en China, 49% de la población adulta ha recibido un pago mediante una aplicación móvil o en internet.

Se cree que para 2022, el número de ciudadanos chinos que usarán un método digital para pagar algo, superará los mil millones 120 mil.

A nivel mundial, los países que más han pagado mediante métodos digitales o móviles son China, seguido de Estados Unidos, Japón, Reino Unido y Alemania.

Unidos, estos cinco países han pagado o recibido más de dos mil millones de dólares virtuales en unos cuantos años.

fin-dinero-efectivo-transacciones-internet-app-silk-street
Silk Street en Pekín, China (Wikimedia Commons).

Silk Street en Pekín, China (Wikimedia Commons).

Compras y pagos por internet, a la alza

La tendencia de los pagos en internet va a la alza, amenazando la existencia de las monedas y los billetes como principal método para procurar bienes y servicios.

Los expertos creen que el dinero físico no desaparecerá pronto, pero saben perfectamente que los pagos por internet a través de aplicaciones móviles se vuelven cada vez más populares en todo el planeta.

En Suecia 99% de la población económicamente activa recibió un pago por internet, mientras que en Canadá ese porcentaje fue de 97%.

México no se queda atrás, ya que el 35% de los adultos recibió dinero, ya sea a través de una app o por transferencia electrónica desde 2014, según The World Bank Global Index y McKinsey & Co..

México, mercado que afronta retos en el camino a la digitalización

No obstante el número cada vez mayor de formas digitales de pago, en México un gran número de personas teme hacer compras por internet, ya que las ven como “inseguras”.

Un importante porcentaje de la población bancarizada también se muestra reacio a probar las apps de sus bancos o a comenzar a aprovechar los Puntos que sus tarjetas de crédito les ofrecen por cada compra que realizan en un comercio.

Sin embargo, cada día bancos como BBVA Bancomer, trabajan para mejorar e implementar los protocolos de seguridad más estrictos a nivel mundial, con el fin de proteger a sus clientes en sus compras en línea, así como en sus pagos por internet.

Ejemplo de estos intentos es la app BBVA Wallet, disponible de forma gratuita para Android y iOS, que permite crear una tarjeta digital imposible de clonar, que genera un código de seguridad dinámico para cada compra.

De esta manera, la compras en internet se blindan, además de ofrecer el doble de Puntos que una tarjeta de crédito física, al comprar en internet.

Debido a que hay cada vez más gente usando métodos digitales para comprar sus productos, los sistemas de seguridad que protegen sus datos financieros, así como su línea de crédito, se sofistican más con el fin de incrementar la confianza hacia las compras en línea.

El dinero físico no está cerca de desaparecer, pero en los próximos 10 o 15 años, veremos un importante incremento en el número de pagos que se realizarán completamente en internet, sin usar plásticos y exclusivamente mediante tarjetas digitales como la de BBVA Wallet.

 

comentarios