Imagen ilustrativa con yuanes chinos y un dólar (Getty Images)

En una guerra comercial no hay ganadores

Donald Trump no está lidiando con empresarios. Está tratando con naciones y el costo político que implica una agresión a un país (aunque sea verbal) no queda en manos de una persona para negociar posteriormente. 

Hace unas semanas Enrique Peña Nieto le dijo “No” a Donald Trump, después de tuits y medidas de bullying a México. Ante el anuncio de la orden ejecutiva de Donald Trump de construir el muro, Peña se rehusó a tener una junta con el líder de Estados Unidos. Varias llamadas telefónicas después, se ha dejado de hablar de esto de forma tan abierta. Sin embargo, las medidas antimigración siguen siendo una cuestión incómoda entre ambos países.

Esto es parte de las tensiones que Trump está provocando con diversos países que están descontentos con sus técnicas administrativas y de negociación. Un fuerte miedo es la posibilidad de que el no poder negociar con él culmine en una guerra comercial.

México no es el único país que ha sido expuesto a este tipo de agresiones internacionales. China no tomó a bien el hecho de que Trump hablara directamente con la administración de Taiwán. Asimismo las declaraciones del presidente estadounidense han puesto un ambiente en que las negociaciones serán más complicadas.

¿Qué es una guerra comercial?

Una guerra comercial consiste básicamente en que uno o varios países pongan tarifas o barreras para llevar a cabo el intercambio de productos. Actualmente, México tiene un tratado comercial con Estados Unidos que lo aleja de esto. Sin embargo, las medidas tomadas por Trump (poner un muro, llamar a tener un “America First”, acosar migrantes y amenazar con deshacer el mismo Tratado de Libre Comercio) han puesto una interrogación en cómo serán llevadas a cabo las relaciones de comercio entre México y EE.UU. en los próximos años.

La relación con China

(Photo by Lintao Zhang/ Getty Images)

(Photo by Lintao Zhang/ Getty Images)

En el caso de China, el secretario General del Partido Comunista de este país–Xi Jinping– asistió a la cumbre internacional de Davos en Suiza. Ahí dio respuesta a la tendencia nacionalista y aislacionista que sostiene Trump en su discurso. Y éste sorprendió por la defensa de la globalización y el capitalismo.

China no se dejará ser víctima del bullying de Donald Trump. Ha sido un adversario político y económico de EE.UU., y en este foro, asumió una postura diferente a la que tradicionalmente habría tenido. Advirtió Xi Jinping que “nadie saldrá ganador en una guerra comercial”. Y se expresó en contra del aislacionismo.

La relación que tienen China y Estados Unidos da un panorama de la dependencia que tienen sus mercados. Los 3 principales socios del país gobernado por Trump son: China en primer lugar, Canadá y México, en segundo y tercero respectivamente. Además, la deuda que ha contraído Estados Unidos con China es gigantesca (mayor a la que tiene con México). El hecho de que Trump firmara la salida del TPP ha puesto en una mejor situación de influencia a China en su región.

La relación con México

Trump ha hecho declaraciones agresivas y amenazas a dos de sus socios más importantes en términos de comercio. Sin embargo algo muy importante es que Estados Unidos satisface una parte de su mercado con exportaciones mexicanas, sobre todo de las automotrices, materiales industriales y alimentos.

Esto es gracias al Tratado de Libre Comercio que lleva más de 20 años vigente. Y que podría ser renegociado. A pesar de que EE.UU. funciona comercialmente con déficit en la relación con México, aprovecha aspectos como la mano de obra barata.

Alguien perderá en una guerra comercial

El problema con las guerras comerciales es que establecer tarifas en un país pueden ser fácilmente respondidos con más tarifas. Sobre todo con bienes de consumo, el costo de esto cae también sobre los consumidores. La manufactura china aporta diversos productos consumidos por estadounidenses.

Los tres mercados que hoy tienen tensiones (Trump no ayuda) están integrados en diversas áreas. ¿De modo que vale la pena preguntarse quién perderá más en una guerra comercial?

comentarios