Panorama politico 2016. Los cambios por las elecciones.

El panorama político en México que nos dejó 2016

¿Qué nos dijeron las elecciones intermedias?

El 5 de junio se celebraron elecciones en el país. En esos comicios se votó por gobernadores, diputados y alcaldías en 13 estados (Aguascalientes, Chihuaha, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Zacatecas, Veracruz y Puebla). Por otro lado, en la misma fecha, en la CDMX se votó para escoger a los miembros de la Asamblea Constituyente.

El resultado fue claro: el PRI perdió su papel protagónico en la política nacional.

Así quedó el mapa político:

Mapa de cambio en gobernaturas en 2016.
Noticieros Televisa

Noticieros Televisa

El PRI es el partido más viejo de la escena política nacional, con 87 años y unos 70 de haber controlado la presidencia de manera continua. Esta vez sólo logró ganar Zacatecas y en alianza con el PVEM ganó Sinaloa, a esta coalición se sumó el PANAL y así consiguió Hidalgo, Oaxaca y Tlaxcala. Desde que se fundó el PRI, había gobernado todos los estados del país. 60 años después la oposición empezó a ganar terreno y el mapa político nacional empezó a diversificarse poco a poco. El PRI nunca había perdido tantos estados y ahora perdió control del 54% del país.

El PAN fue el gran ganador de estas elecciones, con 76 años en la vida política en el país y dos sexenios a su cargo. En estas elecciones se llevó las gubernaturas en Aguascalientes, Chihuahua y Tamaulipas así como las de los estados en los que hizo alianzas, Durango, Quintana Roo y Veracruz (con el PRD) y Puebla (con el PT y el PANAL), además de su mayoría entre los diputados de Baja California.

Ahora bien, Morena con a sólo tres años de vida política arrasó en CDMX: consiguió 22 diputados para la asamblea constituyente. Esta popularidad (popularidad que hay que mirar con cierto escepticismo, ya que hubo un abstencionismo del 71.7%) perfila a Morena para ganar la gubernatura de la capital del país. Esta popularidad no está creciendo tanto en otros estados.

Panorama político 2016.
Noticieros Televisa.

Noticieros Televisa.

Definitivamente tendremos que ver de cerca cómo se desarrolla este partido para conseguir votos en 2018.

A propósito del abstencionismo en CDMX, hablemos de este fenómeno que de ninguna manera fue exclusivo de la capital, ya que en las elecciones de gobernadores, las cifras de participación fueron sumamente bajas. En Oaxaca se registró la mayor asistencia a las urnas, con una participación ciudadana del 48.49%. En Baja California, la menor, con sólo 36.05% de participación. Si bien el INE ha reforzado sus campañas de participación y promoción del voto, parece que no es suficiente. Puede deberse a una apatía de los votantes o bien, que las opciones a votar realmente no gustan.

Muchos politólogos especialistas afirmaron que estas elecciones podían ser un reflejo de lo que veremos en las urnas para el 2018, aunque, en julio de este año nadie había contemplado el factor Trump, que seguro también será un importante modificador de los resultados de las elecciones presidenciales.

Puede suponerse que este cambio en la balanza política fue un cúmulo de votos de castigo contra el PRI, por un lado, por la corrupción innegable asociada al Partido de la Revolución Institucional y por otro lado, este descontento podría estar siendo capitalizado por grupos conservadores.

Elecciones en 2016.
(Daniel Aguilar/Getty Images)

El aprovechamiento de estos grupos políticos conservadores podría ser un problema posterior para el PRI, incluso hay priístas que están echando la culpa a la reciente agenda progresista de EPN del fracaso electoral de este año. Francisco Labastida llegó a afirmar que la propuesta de EPN que modificó la constitución para legalizar el matrimonio homosexual lanzada días antes de las elecciones, afectó al PRI en las urnas, pero ¿fue la política liberal o es la capitalización de grupos conservadores del malestar social generado por malas prácticas políticas?, ¿tendremos un fenómeno tipo Trump en México en 2018?

Organizaciones de católicos laicos aseguran estar detrás de la derrota del PRI y buscan luchar por sus creencias y fomentar el voto católico para así defender la familia tradicional y oponerse a los matrimonios igualitarios, el aborto, la eutanasia y la legalización de la marihuana. El sitio votocatolico.mx es un ejemplo de esta postura en la política. Ahí se lee que es una plataforma que compara candidatos y partidos para que concuerde con la agenda de los valores católicos. Uno de los líderes de Juntos por México, una organización católica afirmó que la información disponible en votocatolico.mx “Naturalmente beneficia al PAN y a las opciones que defienden la vida”.

Así, los resultados de estas últimas elecciones hacen que nos planteemos una reflexión sobre la política nacional porque cabe la posibilidad de que México se esté volcando hacia agendas ultraconservadoras en donde las creencias de unos interfieren con los derechos de otros. ¿Se frenarán las agendas progresistas por las que tanto se ha luchado? Cabe entonces la pregunta, ¿México está siendo parte de la tendencia mundial y se está volcando hacia gobiernos conservadores?, ¿Nuestros políticos sabrán salvar este escenario y aprender de las lecciones de los gobiernos extranjeros?

Leamos nuestro panorama político: las señales están ahí.

Elecciones presidenciales 2012
(Joe Raedle/Newsmakers/Getty Images)

(Joe Raedle/Newsmakers/Getty Images)

comentarios