Trump acusa a gobernadores de ser débiles ante protestas por caso George Floyd

El presidente de EEUU Trump califica a los activistas y manifestantes de 'anarquistas' y 'miembros de la izquierda radical'
Trump pide a gobernadores mano dura contra protestas por caso George Floyd. (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió este lunes a gobernadores mano dura contra protestas desatadas por las denuncias de racismo y brutalidad policial contra afroamericanos.

Te recomendamos: Futbolista de la Bundesliga homenajea a George Floyd tras anotar gol

“La mayoría de ustedes son débiles”, dijo el presidente estadounidense durante una video conferencia con los gobernadores de los principales estados y funcionarios de seguridad nacional.

Por otra parte, Trump calificó hoy a los activistas y manifestantes de “anarquistas y “miembros de la izquierda radical, y aseguró que los seguidores del demócrata Joe Biden pagan la fianza de los detenidos y tendrán el poder si su opositor ganara la Casa Blanca.

En los primeros tuits después de salir del búnker de seguridad en el que se mantuvo durante esta noche de protestas afuera de la Casa Blanca, el mandatario añadió que un gobierno demócrata subiría los impuestos a todos si ganara.

Respaldó las afirmaciones de los comentaristas de Fox News que rechazaron la presencia de miembros de los movimientos supremacistas blancos entre las protestas, como algunos gobernadores denunciaron en los últimos días, ante las preocupaciones del uso de armas de fuego en contra de los manifestantes.

Los mensajes en la red social del presidente aseguran que las personas que estaban detenidas en Minnesota eran liberados con el pago de fianza de seguidores de Biden y remarca que los detenidos deberían quedarse en la cárcel más allá del paso de las protestas.

Respaldó su comentario de la tarde del domingo de culpar a la organización Antifa, autodeclarada antifascista, la cual se originó en Alemania contra el nazismo y se extendió a otras naciones. En los últimos años, en Estados Unidos se ha enfrentado contra miembros de grupos de extrema derecha.

Trump demostró que mantiene la mirada fija en las elecciones y señaló que una encuesta en la que Biden lleva la cabeza de la preferencia de votos está amañada por el Partido Demócrata.

Trump pide a gobernadores mano dura contra protestas por caso George Floyd. En la imagen, un dibujo hecho en Siria en recuerdo de Floyd. (EFE)

La noche de la víspera la Casa Blanca apagó sus luces ante las manifestaciones que ocurrían en los alrededores, a pesar del toque de queda decretado. Los integrantes de las protestas en algunas áreas iniciaron incendios alrededor de la residencia oficial del presidente y rebasaron algunas de las líneas de seguridad policial.

Las protestas se han extendido a nivel nacional después de la muerte de George Floyd, un ciudadano afroamericano que fue detenido en la ciudad de Minneapolis por uso de un billete supuestamente falso.

El policía que lo retuvo colocó su rodilla en el cuello de Floyd hasta dejarlo muerto mientras este exclamaba ¡”No puedo respirar”!, y los clamores de justicia por este y casos similares han tenido resonancia aún en otras naciones.

La Casa Blanca llama a aplicar la ley y el orden

La Casa Blanca llamó el lunes a que se aplicaran “la ley y el orden” y culpó a agitadores por la sexta noche consecutiva de protestas violentas en Estados Unidos.

La Policía y departamentos de bomberos intentaron contener el caos durante la madrugada por fogatas e incendios surgidos cerca de Casa Blanca y tiendas que fueron saqueadas en Nueva York y el sur de California. La Guardia Nacional dijo que se había desplegado en 23 estados y en Washington D.C.

Una persona murió durante la madrugada en Louisville, Kentucky, donde la policía y efectivos de la Guardia Nacional se enfrentaron a manifestantes.

Los disturbios, que surgieron en momentos en que el país reanuda la actividad económica tras los confinamientos para evitar la propagación acelerada del coronavirus, comenzaron como protestas pacíficas por la muerte de un hombre negro, George Floyd, durante su arresto en Minneapolis el lunes pasado.

Un video divulgado en los medios mostraba a un oficial de la policía blanco apretando su rodilla contra el cuello de Floyd, de 46 años, por casi nueve minutos antes de que el hombre muriera. Derek Chauvin, el oficial involucrado en el incidente, fue acusado de homicidio en tercer grado.

Decenas de ciudades en Estados Unidos siguen bajo estrictas medidas de confinamiento a niveles no vistos desde los disturbios que surgieron en 1968 tras el asesinato del activista de los derechos civiles Martin Luther King Jr.

“Necesitamos la ley y el orden en este país”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, a la cadena Fox News. La funcionaria dijo que Antifa, el grupo activista contra el fascismo, estaba “ciertamente detrás” de los hechos de violencia.

El presidente Donald Trump, que el domingo señaló a la agrupación como una organización terrorista, se reunió el lunes con el fiscal general y luego sostuvo un video conferencia con los gobernadores de los principales estados y funcionarios de seguridad nacional.

Trump no ha hecho un solo comentario público para referirse a la crisis política pero emitió una serie de tuits en que describió a los manifestantes como “matones” e instó a alcaldes y gobernadores a “ser firmes”. El mandatario ha amenazado con desplegar a las fuerzas armadas.

Críticos acusan a Trump, que busca ser reelecto en las elecciones del 3 de noviembre, de atizar el conflicto y las tensiones raciales en lugar de intentar unificar al país abordando los temas sociales de fondo.

“Él no está ayudando, no se comporta como un líder”, dijo la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, a CNN el lunes. “A menos que hable por la unidad, el respeto y la reconciliación y reforme a nuestras comunidades, no creemos que debería hacer ninguna declaración. Empeorará las cosas”, sostuvo.

Atlanta ha estado entre las ciudades donde las protestas se han vuelto violentas.

Con información de AP, Reuters y Notimex

AAE