Varias ciudades de Estados Unidos imponen toque de queda por disturbios tras muerte de George Floyd

Las autoridades de más de 40 ciudades de Estados Unidos tomaron medidas para hacer frente a los disturbios de las últimas horas.
Declaran toque de queda en varias ciudades de Estados Unidos (Getty Images)

Al menos unas 40 ciudades de Estados Unidos han impuesto este domingo toques de queda en respuesta a los violentos disturbios que se han producido en todo el país en las dos últimas noches durante las protestas por la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd cuando estaba siendo detenido por agentes de la Policía de Minneapolis.

Te recomendamos: Donald Trump considerará a grupos antifascistas como organizaciones terroristas

Horas antes, la Guardia Nacional de Estados Unidos confirmó la movilización de 5 mil efectivos en 15 estados y el distrito de Columbia, donde se encuentra la capital, Washington D.C., para contener los disturbios derivados de las protestas por la muerte de Floyd.

Así, son varios puntos de California, como el condado de Los Ángeles, San Francisco, o Beverly Hills, en donde se ha decretado el toque de queda.

Al igual que en otras ciudades de una veintena de estados, como Denver, Miami, Orlando, Atlanta, Chicago, Indianápolis, Louisville, Detroit, Kansas, Cleveland, Seattle, Filadelfia, Portland, Dallas, o San Antonio, en otras.

En el caso de Arizona, las autoridades han impuesto el toque de queda en todo el estado durante esta semana. Su gobernador, Doug Ducey, ha
señalado, según recoge la cadena CNN, que esta medida permitirá a la Policía “arrestar a aquellas personas que planeen amotinarse, saquear o causar daños y disturbios”.

Las protestas continuaron este domingo, como en la ciudad de Nueva York, en donde se ha podido ver a agentes de policía sumándose a las
reivindicaciones de los manifestantes, quienes han pedido justicia para Floyd en medio de movilizaciones pacíficas.

Por su parte, la Oficina del Sheriff de Hennepin en Minnesota, en el norte de Estados Unidos, ha confirmado este domingo el traslado a la cárcel del condado de Derek Chauvin, el agente de Policía de Minneapolis que aprisionó con su rodilla el cuello de Floyd durante casi diez minutos, pese a hacerle saber en varias ocasiones que no podía respirar.

La muerte esta semana de Floyd ha desatado protestas, disturbios y saqueos en la ciudad más poblada del estado de Minesota, ahora bajo estado de emergencia.

A lo largo de las noches del viernes y del sábado se han registrado protestas y disturbios en una treintena de ciudades del país, que se han saldado con tres muertos y cientos de detenidos.

Con información de Europa Press

JPG