#Migrantes

Sequía también obliga a pescadores de Honduras a migrar

La pesca y producción de camarón están detenidas por la sequía

Sequía también obliga a pescadores de Honduras a migrar

Foto: Sequía en Honduras. (Noticieros Televisa)

Buena parte de la migración de centroamericanos que pasan por México ocurre por razones estrechamente relacionadas con la sequía y el cambio climático. Las poblaciones pesqueras de Honduras son ejemplo de ello.

Te recomendamos: Sequía por cambio climático en Honduras obliga a campesinos a migrar a EEUU

Estamos en una unidad productiva de sal marina y de camarón, aquí, ahorita tendría que haber camarón, pero hoy no podemos por la sequía”, dijo Javier Rodríguez, de la Asociación Nacional de Salineros de Honduras.

Hace dos años, Javier sacaba tres mil 700 kilos de camarón de su vivero, ubicado en la comunidad La Brea, del municipio de Nacaome, Honduras.

Nosotros compramos los alevines y venimos a dejarlos a la laguna con agua, a sembrarlos, como nosotros lo decimos, si yo me pongo a sembrar la unidad productiva yo tengo un 90% que voy a perder mi camarón”, dijo Javier.

En sus buenos tiempos, así cosechaban sus trabajadores la producción de camarón, hoy, su laguna no tiene ni una gota de agua y tampoco genera un solo empleo.

Ya se me fueron dos trabajadores para Estados Unidos, se me han ido por la falta de empleo”, aseguró.

En Honduras, la temporada de invierno inicia en mayo y termina en octubre cuando suelen llegar las lluvias. La mayoría de la población sobrevive de la pesca y del cultivo de camarón con las aguas del Golfo de Fonseca, en el Océano Pacifico, pero este año poco les ha llovido.

El camarón se muere cuando no llueve, se nos muere cuando no hay agua porque nosotros no tenemos bomba para darle, para que el camarón se refresque, cuando no llueve se nos muere el camarón”, comentó Martha Rubio, productora de sal y camarón.

Martha se ha quedado sin recursos debido a que, en las últimas dos temporadas, no ha podido cosechar camarones.

Sacábamos como 20 quintales,18 quintales, una larvita vale tres dólares y compramos 150 larvas para echarle a la laguna, a dónde va a comprar uno esa cantidad, no podemos, no hay para comer, si compramos, días comemos, días no comemos”, afirmó Martha.

Aquí daban un doble uso a las aguas de las lagunas. En la temporada de verano, que inicia en noviembre y termina en abril, también producían sal solar, así es como recolectaban los quintales de sal, pero el cambio climático también ha afectado su producción.

De enero a abril de repente nosotros estamos produciendo la sal que trabajamos con el calor del Sol y con los rayos del Sol y de repente se nubla y nos llovió, nos afecta dejamos de producir”, recordó Javier, de la Asociación Nacional de Salineros de Honduras.

En el embarcadero de la comunidad, la mayoría de las lanchas están sin trabajar.

Todos se han ido para Estados Unidos, solo queda uno por casa, unas casas solas, hubo gente que tuvieron una pulpería, le dicen, tienda, ahí la dejaron cerrada y se pudrieron las cosas porque les salió el viaje”, aseguró Julio César Canales, pescador de honduras.

Ante la crisis económica que enfrentan por la falta de producción, hace un mes, dos hijos de Marta decidieron migrar. Alcanzaron a cruzar la frontera norte de México, pero Migración los detuvo y ahora se encuentran en un centro detención en Arizona.

Que me ayuden, que mis hijos llegaran a pasar para allá, por mi pobreza, por mi necesidad porque me da pesar por mis hijos, sufren en esos caminos que van”, dijo Martha.

Sancionarán a quienes transporten a migrantes en Chiapas

Con información de En Punto

LHE

CARGANDO...