Parlamento catalán abre nuevas consultas para investir a presidente regional

Vista general del Parlamento regional de Cataluña durante una sesión plenaria. (Reuters)

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, iniciará una nueva ronda de consultas con los grupos parlamentarios para formalizar la candidatura del independentista Jordi Sánchez como presidente del Gobierno catalán.

Sánchez, en prisión preventiva procesado por un presunto delito de rebelión, fue el segundo candidato propuesto por los independentistas, pero tuvo que renunciar después de que el Tribunal Supremo español rechazara su petición de salir de la cárcel para acudir al debate, como prescribe la ley.

Ayer, el principal grupo independentista del Parlamento catalán, JxCat, liderado por el expresidente Carles Puigdemont, reactivó la candidatura de Sánchez, al considerar que tienen una nueva “oportunidad” tras el escrito del Comité de Derechos Humanos de la ONU.

En dicho escrito, del pasado 23 de marzo, dos de los dieciocho miembros del Comité solicitaban a España que adoptara “las medidas necesarias para garantizar que el señor Jordi Sánchez pueda ejercer sus derechos políticos” en cumplimiento del artículo 25 del Pacto” Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1976).

No obstante, las decisiones del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas no son vinculantes, por lo que un Estado puede decidir cumplirlas o ignorarlas.

A la vista de la propuesta de JxCat, Torrent llevará a cabo la ronda de consultas telefónicamente, con el objetivo de anunciar hoy mismo al nuevo candidato a la Presidencia, informó la Cámara en un comunicado.

Lee también: Plantean que Puigdemont sea investido a distancia

La primera candidatura de Sánchez fue propuesta por los independentistas como “plan B” después de que no pudieran formalizar la de Puigdemont, entonces huido en Bélgica y en la actualidad en Alemania, donde fue detenido y tiene abierto un proceso de extradición.

Pero tras la renuncia de Sánchez, al no poder salir de prisión, propusieron al también independentista Jordi Turull como “plan C”, quien perdió la primera votación para su investidura y no pudo asistir a la segunda porque el juez del Tribunal Supremo que lleva el caso contra los independentistas, Pablo Llarena, decretó su ingreso en prisión tras procesarlo, entre otros delitos, por rebelión.

Con la primera votación para elegir a Turull, el pasado 22 de marzo, se puso en marcha el plazo reglamentario de dos meses para que el Parlamento catalán elija al nuevo presidente regional, después de las elecciones del pasado 21 de diciembre, en las que los partidos independentistas sacaron la mayoría, aunque el partido más votado fue Ciudadanos, liberales contrarios a la independencia.

Antes de plantear un plan D, que consistiría en investir antes de la fecha límite del 22 de mayo a un candidato que no esté procesado por la causa abierta por el proceso independentista, JxCat quiere acogerse a las “medidas cautelares” planteadas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU.

¡Entérate!

Con información de EFE.
RAMG