Médico Grajales Yuca abandona el hospital en Chiapas y regresa a casa

Seguirá su proceso acusatorio en su domicilio particular tras ser vinculado a proceso por el delito de abuso de autoridad por pedir presuntamente insumos y equipo médico a un paciente con COVID19

Este martes el doctor Gerardo Vicente Grajales Yuca abandonó el hospital donde permaneció internado cuatro días por una crisis hipertensa y regresó a su casa de Tuxtla Gutiérrez, donde continuará su proceso después de ser vinculado a proceso por el delito de abuso de autoridad por pedir presuntamente insumos y equipo médico a un paciente con COVID19.

Te recomendamos: CNDH investiga detención de médico tras la muerte de un paciente de COVID-19

Después de una exhaustiva valoración el médico regresó a casa donde vecinos y familiares lo esperaban.

“Por el estado de salud de mi esposo que es muy inestable, se encuentra muy inestable de salud, el trae un holter de hecho para monitorizar su corazón, entonces queremos evitar que él vaya a entrar como una situación de estrés o se sienta presionado y esto vaya generar otra recaída en su salud y volvamos a regresar al mismo lugar; entonces ahorita él no va a poder hablar mucho”, dijo Fernanda Ochoa, esposa de Doctor Grajales Yuca.

El lunes, un juez del Poder Judicial otorgó el Resguardo Domiciliario a Grajales Yuca, después de la petición de la Fiscalía de Chiapas, por sus padecimientos crónicos que lo llevaron a estar internado en un sanatorio privado.

Desde este martes Grajales Yuca seguirá su proceso acusatorio en su domicilio particular.

“Es un gran avance, es un alivio, no te imaginas lo que se sufre estar tres o cinco días sin dormir y eso pues te llena pues, porque dices estás haciendo las cosas bien”, dijo Alejandro Ochoa, cuñado del Doctor Grajales Yuca.

 “Contento de que ya este nuestro vecino que es muy buena persona lo conocemos todos acá. Estamos con el 100% la verdad que sí porque nosotros lo conocemos personalmente”, afirmó Alberto Sánchez, vecino de Doctor Grajales Yuca.

Grajales Yuca fue responsable de la clínica COVID del Hospital de Especialidades Vida Mejor del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas, en días pasados atendió al político Miguel Arturo Ramirez, quien falleció; su hija Alejandra Ramírez lo demandó con el argumento de que presuntamente Grajales Yuca le pidió medicamentos de más para la atención de su papá así como equipo médico, aún y cuando la clínica contaba con ellos.

Con información de Juan Álvarez

KAH