Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Ingresa a edificio de gobierno, finge ser víctima de asalto y roba celular

La víctima asegura que el hombre le pidió prestado su celular argumentando que lo habían asaltado en el Metrobús y que necesitaba reportarse, ella accedió y después de unos minutos ya no lo encontró
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Edificio de la SCT, en Avenida Insurgentes Sur. (Google Maps)

Hace unos días, un hombre ingresó a un edificio de gobierno que se localiza en el 1089 de Avenida Insurgentes Sur, en la Ciudad de México, con el pretexto de pedir informes para hacer servicio social.

Te recomendamos: Realizan operativo contra la piratería de telefonía celular en la CDMX

El personal que está en recepción creyó en la intención del sujeto y llegó hasta el piso 16 de la torre.

Luego de hablar con la persona que le daría informes sobre su solicitud, caminó entre los pasillos del piso y se acercó a una joven, a quien solicitó su celular para hacer una llamada, tras un supuesto asalto.

Diciendo que va a entregar documentos y que lo asaltaron en el Metrobús y que, si le puedo prestar mi teléfono para reportarse. Le presto mi teléfono celular, hace unas llamadas, yo estoy laborando, vuelve a pasar y me dice que si le presto mi teléfono que es la última vez, se lo presto, lo escucho hablando, de repente yo trabajando a los 5 minutos me doy cuenta que ya no escucho su voz, ya no está, lo busqué por dos o tres pisos, el piso 17, el 16, planta baja”, relató María, víctima de robo.

La víctima asegura que el hombre salió del edificio con el celular, luego de haber entregado el gafete que le dieron en la recepción para entrar.

Caer en un exceso de confianza puede ser grave, sobretodo porque se trata de delincuentes que observan los patrones de conducta de sus posibles víctimas.

Pueden engañar a una persona al presentarse como si fueran ellos víctimas de un delito, les acaban de robar un celular, piden otro para reportar el robo de sus tarjetas, porque dicen ellos, también les robaron las tarjetas, y en ese momento de buena fe prestan el celular, eso es algo que no se debe hacer, básicamente lo diferencia el robo con o sin violencia, es ese momento en que uno entrega parte de la confianza, inapropiadamente a un tercero que se aprovecha de eso”, refirió Salvador Guerrero Chipres, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la CDMX.

En el momento en que se pierde de vista un celular se está abriendo la vulnerabilidad, porque incluso pueden robar la tarjeta SIM para luego desde una computadora descargarla.

Opera en todos los lugares en donde no está homogenizado la calidad de la supervisión de la seguridad, sean condominios, sean restaurantes, sean hoteles o cualquier centro de reunión con interese privados o públicos, ocurre puede ocurrir en cualquier sitio”, señaló Salvador Guerrero Chipres, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la CDMX.

“Y mis demás compañeros me dicen que lo veían muy sospecho, porque veía que había sobre los escritorios o que había, me imagino, que se iba a robar, iba por algo más, no nada más por un celular”, destacó María, víctima de robo.

El mercado negro de los celulares ha disminuido, según el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, luego de que las víctimas lo inutilizan al darlo de baja con su número de IMEI.

Se consultó a la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México y hasta ahora no tiene ninguna denuncia por este tipo de robos.

Con información de Guadalupe Madrigal.

Rar