Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Hombre queda parapléjico por infección contraída en un lago

James Michael luchó contra una enfermedad causada por un gusano parásito que ingresó por su pene después de nadar en un lago de Malawi, África, durante unas vacaciones con dos amigos
Noticieros Televisa FUENTE: notimex DESDE: CDMX, México
Imagen: James Michael, de 32 años, está en proceso de recuperación y tiene 30 por ciento de posibilidades de recobrar la movilidad de sus piernas. (Getty images/archivo)

Un hombre británico quedó parapléjico luego de luchar por meses para controlar la infección de bilharzia, una enfermedad causada por un gusano parásito que ingresó por su pene después de nadar en un lago de Malawi, durante unas vacaciones con dos amigos.

Te recomendamos: Araña violinista lo muerde en taquería y le diagnostican influenza

El paciente, James Michael, de 32 años, quien está en proceso de recuperación y tiene 30 por ciento de posibilidades de recobrar la movilidad de sus piernas, contrajo la infección en agosto de 2017, cuando realizó el “viaje de su vida” a África, y fue hasta octubre de 2018 cuando comenzaron los síntomas.

Aunque contraje la infección en mi viaje, no pasó nada y pude irme a casa pensando que no pasaba nada, indicó James, tras recordar que viajó con dos amigos a Zambia y Zimbabwe, antes de visitar Malawi durante cinco días, en los que navegó en canoa y nadó en un lago a diario durante unas tres horas.

Antes de regresar a Reino Unido, el joven desconocía que un gusano parásito hubiera penetrado en sus partes íntimas y, menos que hubiera puesto huevos dentro de él, atacando su columna vertebral y provocando fallas al sistema inmunológico, esto, de acuerdo con un reporte del diario Daily Record en línea.

En octubre de 2018, el hombre comenzó a notar una pérdida de sensibilidad en ambas piernas, aunque inicialmente pensó que era fatiga porque practicaba ciclismo. “Supuse que era solo por el ejercicio, así que no me preocupé por eso. Pero la sensación de fatiga nunca cambió, y en realidad empeoró”, dijo.

Pese a esos síntomas, fue hasta noviembre de 2018 que el afectado acudió a un hospital, luego de despertar sudando incontrolablemente y comenzó a preocuparse de que tuviera alguna enfermedad motora seria o en las neuronas.

En un principio, James fue tratado con antibióticos y enviado a casa, pero siguió mal y una semana después, con la pérdida de sensación cada vez mayor, volvió al hospital, al departamento de neurología, donde le hicieron análisis de sangre para ver qué le pasaba.

Determinaron con bastante rapidez que mi sistema inmunitario estaba atacando mi columna vertebral, lo que provocó la pérdida de control de mis piernas. Me pusieron un tratamiento de esteroides seis meses para contrarrestar esto, pero en realidad no sabían qué había causado esto”, recordó.

Al pasar el tiempo perdió totalmente el uso de sus piernas, debido al fuerte dolor y pérdida de sensibilidad, por lo que médicos del Hospital para Enfermedades Tropicales le confirmaron que un gusano parásito había subido por su pene y le había depositados huevos en su cuerpo.

Una semana antes de la Navidad de 2018, los médicos le diagnosticaron bilharzia, una infección causada por un gusano parásito que vive en agua dulce en regiones subtropicales y tropicales, y le dieron la medicación adecuada, que acabó con la enfermedad, pero básicamente había quedado inmovilizado.

Me dijeron que había un 30 por ciento de posibilidades de que me recupere por completo, dentro de 10 años. Fue una sensación horrible, me sentí completamente indefenso y las probabilidades no eran buenas. No puedo desear lo que he pasado a nadie”, indicó.

James tuvo que pasar tres meses en el hospital usando una silla de ruedas, y cuatro meses más con muletas, además de lidiar con un acné extremo causado por los esteroides, diarreas prolongadas y usar un catéter porque no podía usar el retrete.

El dolor no se parece a nada que haya conocido. A veces, ha sido dolor físico insoportable, debilitante”, dijo el paciente al recordar que su viaje le ha hecho “pensar más en mi salud y en cómo me cuido, leer sobre los riesgos para la salud cuando viajo” y exhortó a los paseantes a no ingresar al lago de Malawi.

Con información de Notimex

TVR