Gobierno de México ofrece disculpas a indígenas violadas por militares

En 2001, la CIDH declaró la responsabilidad internacional del Estado mexicano en las violaciones contra las indígenas
La ceremonia fue encabezada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. (CUARTOSCURO)

El Gobierno de México ofrece disculpas a cuatro mujeres indígenas que fueron violadas por militares, en Chiapas, en 1994.

Te recomendamos: Acepto disculpa, pero no perdono, dice Lorena, acusada falsamente de secuestro

La disculpa fue ofrecida a tres hermanas y a su madre indígenas por las violaciones que sufrieron a manos de militares, un caso que llegó hasta tribunales internacionales.

Reconocemos el abandono institucional contra las comunidades indígenas que ha colocado en una posición de extrema vulnerabilidad a las mujeres y a las niñas indígenas de nuestro país”, dijo este viernes la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, en la ceremonia.

Esas condiciones “de vulnerabilidad (…) permitieron que se violaran impunemente los derechos humanos y la dignidad” de Ana, Beatriz, y Celia González Pérez y su madre Delia Pérez, indígenas tzeltales, añadió la secretaria.

Ceremonia donde se ofreció disculpas a las indígenas agraviadas. (CUARTOSCURO)

Las mujeres se quejaron que en la ceremonia no haya estado ningún representante de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), institución a la que pertenecían los perpetradores.

Para las tres hermanas que tomaron el micrófono para hablar en tzeltal, las torturas sexuales a las que fueron sometidas fueron producto de un intento de venganza de los militares contra el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que se alzó en armas el 1 de enero de 1994.

El 4 de junio de 1994, un grupo de militares detuvieron en Chiapas a Ana, Beatriz, y Celia González Pérez cuando eran niñas, y a su madre Delia Pérez para interrogarlas, y las mantuvieron privadas de su libertad durante dos horas.

Durante ese tiempo, las tres hermanas fueron separadas de su madre, golpeadas y violadas en reiteradas ocasiones por los militares.

En 2001, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) declaró la responsabilidad internacional del Estado mexicano en los hechos.

Con información de AFP.

RMT