Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Día contra la violencia a las mujeres en México, marcado por el vandalismo

Al menos 200 mujeres vandalizaron, arremetieron contra monumentos, prendieron antorchas e hicieron pintas
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
FOTO: La marcha feminista en México estuvo marcada por el vandalismo. (Cuartoscuro)

Cerca de las cinco de la tarde, cientos de mujeres, tanto de colectivos, escuelas, organizaciones, y a título individual, comenzaron a concentrarse cerca del Ángel, identificado por el colectivo terremoto feminista como “La Victoria Alada”.

Te recomendamos: Fotos y videos: Mujeres marchan contra violencia de género

En el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, se realizaron tres marchas en el Valle de México.

Las mujeres se movilizaron contra el acoso y la violencia en escuelas, centros de trabajo y en vía pública.

Demandaron respeto pleno a sus derechos sexuales y reproductivos, el derecho a decidir y a una educación sexual no sexista, en alianza con la diversidad sexual.

La principal se denominó “Ni una menos” y partió del monumento a la Independencia

La segunda, que se llamó “Marcha por las que no están” inició con una concentración en el Monumento a la Revolución, aquí estuvo el actor Diego Luna.

Este grupo que portaba veladoras y cruces de color rosa, marchó de manera pacífica hacia el Zócalo capitalino

La tercera marcha se realizó en Ecatepec, este grupo se concentró en la explanada de la presidencia municipal en donde realizaron un mitin, sin incidentes.

“Ya estamos hasta la madre de que la UNAM siempre está solapando a los agresores. Tenemos muchos compañeros que han violado compañeras”, comentó una estudiante de la UNAM.

En minutos, el llamado bloque negro, que se había reunido en la Glorieta de los Insurgentes, llegó a la manifestación y en su recorrido por Reforma, comenzó a vandalizar.
Al mismo tiempo, se dispusieron en el trayecto desde el Ángel a Reforma 2 mil servidoras públicas de manera voluntaria, en los cinturones de paz.

¿De dónde vienes?

“De las Sedema soy auxiliar administrativo”, comentó una voluntaria del Cinturón de Paz.

¿Por qué viniste para acá?

“Pues en apoyo a las mujeres”, agregó.

“Apoyar a lucha y apoyar también las compañeras que aquí se están manifestando pacíficamente. La verdad es que aquí no tiene unas playeras. Venimos pasando y nos dijeron intégrense intégrense. De verdad así fue, sí”, comentó una funcionaria voluntaria.

También hubo 2 mil 516 policías mujeres, algunas incluso con chalecos con luces.

Quince minutos después de las cinco, cientos de mujeres comenzaron a caminar.

Se mezclaron y cada quien protestó a su manera.

En la vanguardia se movilizaron familiares de mujeres asesinadas o desaparecidas. En medio y en la retaguardia, al menos 200 mujeres, casi todas de negro y encapuchadas, arremetieron contra las estaciones del Metrobús a martillazos.

Contra monumentos a los que les quitaron la protección que habían colocado las autoridades para evitar mayores daños. Prendieron antorchas. Hicieron pintas.
Y buscaron confrontarse con las policías en los cinturones, que dispersaron con extinguidores.

Uno de los momentos más tensos se vivió cuando el contingente llegó al monumento a Cuitláhuac. Derribaron las vallas metálicas que lo protegían.

Un grupo prendió fuego e hicieron pintas en la base.

En cada monumento o escultura se repetía la protesta. También arremetieron contra luminarias.

En el trayecto, el grupo Marabunta medió estos encuentros y decenas de mujeres periodistas los registraron.

En la explanada de Bellas Artes ocurrió otro conato de enfrentamiento cuando las manifestantes derribaron un sector de las vallas. Las policías impidieron que entraran al lugar, de nuevo, dispersándolas con extinguidores.

En Cinco de Mayo, todas las vallas retumbaron, varias cayeron.

La Policía capitalina informó que no hubo personas detenidas, pero que, durante el recorrido, decomisó desde palos, tubos, martillos y bombas molotov, hasta petardos, marros y bidones con gasolina.

Mientras esto ocurría, el resto de la marcha comenzó a llegar al Zócalo.

Se unieron las mujeres que se habían reunido en el Monumento a la Revolución, en la velada para recordar a las que ya no están.

En la plancha del Zócalo se prendió una fogata.

Inmediatamente después de la marcha, trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, con apoyo de una pipa de agua, iniciaron la limpieza de las pintas en los monumentos de Paseo la Reforma y el Hemiciclo a Juárez.

Se utilizaron líquidos especiales para quitar las manchas y pintura blanca.

Otros barrieron las calles y retiraron los cristales rotos.

El dispositivo de limpieza fue de 150 elementos, con 15 vehículos y dos barredoras.

Con información de En Punto.
LLH