Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Calumnia, dice AMLO, ante supuesto pago del Cártel de Sinaloa por liberación de Ovidio Guzmán

AMLO calificó como una calumnia los señalamientos realizados por el periodista Rafael Loret de Mola
Detención de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante 'El Chapo'. (Tomada de video)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), calificó como una calumnia los señalamientos realizados por el periodista Rafael Loret de Mola, que aseguran que el Cártel de Sinaloa le pagó al mandatario mexicano considerables cantidades de dinero para liberar a Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán, tras ser detenido el pasado 17 de octubre en un operativo en Culiacán.

No tiene sentido hacerle el caldo gordo a esa calumnia”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa.

Te recomendamos: Sedena muestra video de militar con pierna amputada tras agresiones en Culiacán

El jefe del Ejecutivo federal Pidió imaginar cómo hubiera sido si ese operativo solo hubiera sido atendido por la Policía Federal, como antes, que era lo único que se tenía.

López Obrador también destacó que ahora hay un marco legal para que las Fuerzas Armadas participen en operativos como el de Culiacán.

Dijo que el Gobierno federal debe apoyar ciertos acciones, como el motín en la prisión de Morelos.

Por su parte, el general Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa Nacional, confirmó que durante el operativo en Culiacán, militares recibieron amenazas de agresión contra la población e instalaciones que normalmente usa la sociedad.

Estaban enfocadas a agredir nuestros servicios, a realizar acciones en contra de la población, de instalaciones que normalmente usa la sociedad y en la que hay una cantidad de personas y que pueden causar daños. También contra instalaciones que se consideran estratégicas”, indicó el secretario de la Sedena.

Cresencio Sandoval señaló que se realizó un despliegue castrense en todo el país y se les alertó a los comandantes de región y de zonas para que con el despliegue de personal militar, Guardia Nacional y con personal de policías estatales y municipales estuvieran alertas.

Pusieran atención en lo que estaba sucediendo en las ciudades para poder responder en caso de que fueran ciertas estas amenazas”, dijo el general.

El titular de la Sedena reiteró que, en Culiacán, la Guardia Nacional se encargó del perímetro exterior y los elementos de esa unidad fueron agredidos.

No es que haya cometido un error, es a consecuencia de las agresiones que se detiene y no llega a ocupar el sitio que les correspondía en la seguridad exterior”, señaló Cresencio Sandoval.

Reiteró que no se considera un error.

Sandoval reiteró que el 9 de octubre se fue el grupo que realizó el análisis del blanco, que fue ubicado el 17 de octubre, por eso la operación se lanzó ese día.

Dijo que, en la línea de tiempo, se estableció que el Gabinete de Seguridad se tuvo que trasladar a Culiacán para poder acceder a la información y los reportes de lo que había ocurrido.

Reiteró que la decisión de lanzar el operativo la tomó el grupo que estaba observando al blanco.

Dijo que a las 18:49 horas se decidió suspender el operativo en Cuilacán y se transmitió la orden al grupo operativo, que dejó al presunto delincuente en el punto y se retiró.

AMLO añadió que el grupo táctico se retiró como lo explicó el titular de Sedena, pero los medios manejaron que disfrazaron al sospechoso para sacarlo, pero resultó falso.

Reiteró que les importó más la vida.

Informe detallado del operativo contra hijo de ‘El Chapo’

El Gobierno de México presentó ayer miércoles un detallado informe sobre el operativo en Culiacán del pasado 17 de octubre contra Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, reconociendo errores y divulgando videos inéditos del momento de la captura fallida que detonó una ola de violencia.

En un acto nunca antes visto en Gobiernos anteriores el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, detalló los pormenores de la operación desde la orden emitida en un juzgado de Estados Unidos en abril de 2018, al tiempo que reconoció los fallos en el operativo.

Esos violentos acontecimientos fueron propiciados por una acción precipitada, cabe reconocerlo con toda honestidad, merece ciertamente una crítica”, dijo Durazo.

Pero seguidamente después se mostró firme y convencido de la estrategia de seguridad del actual Gobierno, argumentando que “en materia de seguridad no es prudente sobredimensionar las circunstancias” y que “un tropiezo táctico no invalida la estrategia en su totalidad”.

Son dos cosas distintas (el operativo de Culiacán y la estrategia) sin afán de justificar, siempre hay probabilidades de que un operativo de esta naturaleza salga mal. No obstante la extraordinaria experiencia de quienes lo llevaron a cabo”, zanjó.

El video de Ovidio Guzmán pidiendo que cese la violencia

Entre los distintos videos que mostró el Gobierno ayer miércoles destaca el momento en el que las autoridades detienen a Ovidio Guzmán en un estacionamiento de Culiacán.

Ya paren todo oiga, ya me entregué, ya paren todo, por favor. Ya paren todo, ya tranquilos, ya ni modo. Dígales que se retiren. Pero ya dígales, ya no quiero que haya desmadres. ¡Ya no quiero que haya desmadre por favor!”, se escucha decir a Ovidio Guzmán en el video.

En la grabación se observa que a las 15:17 horas en Ciudad de México (14:17 hora en Culiacán) -cuando la ciudad ya se encontraba en pleno caos- Guzmán sale al estacionamiento del inmueble con las manos en la cabeza y, luego de ser puesto contra la pared, realiza una llamada telefónica en la que pide a uno de sus hermanos que cesen la violencia contra la ciudadanía.

Previamente, antes de la llamada, una mujer que le acompañaba se mostró visiblemente nerviosa, pidiéndole explicación a los miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional.

Estos le piden que se tranquilice y le dicen que no son miembros de grupos criminales.

Según el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, una media hora después del suceso del video, se informó al presidente Andrés Manuel López Obrador de lo que estaba ocurriendo.

Horas después, el hijo del líder del poderoso Cártel de Sinaloa fue puesto en libertad a fin de evitar una posible masacre de los civiles a manos de la organización criminal.

Durazo en este sentido apuntó que, de haber querido un enfrentamiento con el cártel, el Ejército y la Guardia Nacional
hubiesen salido victoriosos.

Habríamos ganado, ¿pero a qué costo?”, cuestionó al tiempo que respaldaba su estrategia de combatir al crimen organizado por otros medios.

De acuerdo con el “resumen de afectaciones” oficial, hubo 8 muertos: 1 civil, 1 miembro de la Guardia Nacional, un interno del penal y 5 agresores, además de 19 heridos.

Una cifra menor a los 14 fallecidos que anteriormente se habían reportado.

Además, se escaparon una cincuentena de presos de un penal local y dos oficiales y nueve soldados fueron secuestrados por los criminales y soltados en diferentes puntos de la ciudad tras la liberación de el hijo de “El Chapo“.

El presidente Andrés Manuel López Obrador muestra la fotografía de uno de los nueve soldados secuestrados por los criminales. (Tomada redes sociales AMLO)

Fuera de la ciudad, los sicarios establecieron retenes, donde secuestraron a un oficial y a un soldado que estaban fuera de servicio, además de atacar el puesto de vigilancia de una estación de ferrocarril en el que se llevaron a cuatro soldados que revisaban vagones.

Paralelamente, la caseta de peaje Costa Rica fue ocupada por cerca de 150 criminales que secuestraron a cuatro militares.

Y los sicarios también rodearon bases militares de operaciones de Cosalá, Costa Rica y El Fuerte.

Con información de Noticieros Televisa y EFE.

RAMG