Mira todos los usos caseros que tiene el café (además de preparar bebidas)

Exfoliante para la piel, repelente de mosquitos, fertilizante... el café es un maravilla de múltiples usos
Imagen de archivo

¡A un lado bicarbonato de sodio! ¿Sabías que el café es una sustancia cuyas propiedades se prestan para una amplia variedad de usos alrededor de la casa o incluso para los cuidados de la piel?

Te recomendamos: Cómo hacer el café dalgona, la bebida que se puso de moda en la cuarentena

Para muchos puristas del café, sería un sacrilegio sugerir que su bebida favorita pueda ser aprovechada para otros fines ajenos al consumo. De la misma manera, sería un desperdicio no mencionar los múltiples usos que la mayoría de los lectores puede ignorar.

En seguida hacemos un listado de los diversos usos, los cuales pueden aprovechar desde el café que sobra en las mañana a los granos molidos ya usados. Eso sí, procura no experimentar con tus granos más finos, esos guárdalos para la cafetera y los invitados.

1. Elimina el mal olor de tu refri

¿Se te olvidó que tenías aquel contenedor para llevar de comida china desde hace dos semanas? Aunque bien podrías comprar un aromatizante para tu refrigerador, una solución casera bastante eficiente es que llenes un plato hondo de café molido (usado) y lo pongas en la parte trasera del refri antes de dormir. El café se va a encargar de absorber los olores. Tira el café a la mañana siguiente.

2. Cuidados para la piel

Como remedio casero de belleza, el café tiene toda una subcategoría de múltiples usos. Puede aprovecharse como exfoliante natural, para reducir la celulitis, para darle una apariencia más saludable al cabello, para eliminar el mal olor en las manos, y un largo etcétera que puedes consultar aquí.

3. Fertiliza tu jardín

El café se distingue por su acidez, por lo que las plantas que prefieren la tierra ácida orgánica se verán muy agradecidas por una combinación de café molido y cáscaras de huevo (y cáscaras de naranja para alejar a las plagas). Esta es una lista de plantas que adoran la tierra ácida.

4. Haz cubitos de café

No tires el café que sobró en la cafetera. Pon el remanente en el congelador en un recipiente para hacer cubos de hielo. Una vez listos, pruébalos por sí solos o con café frío.

5. Sazonador para carne

Dale un sabor más ahumado a tu bistec cuando usas café molido como sazonador.

6. Como repelente de insectos

¿A quién no le encantar el olor que emite el café? Pues a los insectos. Usa café molido en rincones u orillas donde has visto plagas. No las va a matar pero sí las va a alejar de esos lugares. Y ya si no te molesta la apariencia, puedes untarte café en los brazos y piernas para alejar mosquitos.

7. Para quitarle las pulgas a tu perro

Y bien, si el café sirve como repelente en la piel humana, también puede funcionar en el pelaje de tu perro. Después de bañar a tu mascota, esparce café molido por el pelo para despedir a las pulgas.

8. Para destapar el drenaje

Una combinación de café molido, detergente para platos y agua hirviendo hará maravillas para las tuberías tapadas del lavabo o el fregadero.

9. Cubre los rayones en tus muebles de madera

¿Cómo funciona esto? Bueno, pon a calentar el café y una vez listo, no tires el café molido, sino pónselos al café. Sumerge un trapo en el café y luego pasa el trapo por los rayones en los muebles. Si es madera oscura, pues mucho mejor. De esta forma, podrás cubrir el daño con manchas de café. Ni quién se de cuenta.

10. Usa café molido para destruir medicamentos

En lugar de tirar medicamento que puede contaminar la tierra o el agua, destruye esta sustancia al meterla en un bolsa de plástico y mezclarla con café molido usado y agua. El café se va a encargar de descomponer la medicina.

11. Para quitarle la grasa a las ollas o sartenes

Si tienes dificultades para quitarle la grasa a un sartén, agrega café molido para que este absorba las manchas de grasa. Luego pasa el jabón.

12. Tiñe tus camisas o tus toallas

Este es un uso algo peculiar, pero si quieres cambiarle el color a una toalla blanca o a una playera, sumerge la prenda en una cazuela llena de café instantáneo y déjala ahí por una hora. Luego moja la prenda con agua, échale un poco de vinagre para que no se escurra el color y deja que se seque. También funciona con te. La siguientes instrucción dan un paso-a-paso (o mira el video de arriba).

13. Aplica como acuarela

Ya que estamos en la fase experimental, si te late ese manchón de café que puede dejar una taza en la página de un libro, ten por seguro que puedes replicar un efecto similar en una pintura, convirtiendo el café en acuarela. Mira este tutorial.

14. Como decoración

Si le quieres dar un look más rústico a tu hogar, puedes aprovechar tus granos de café como decoración. Solo consigue un recipiente transparente, de preferencia de vidrio y vas a notar qué efecto tan padre tiene como adorno.

15. Haz velas de café

¿Quieres que tu casa tenga ese aroma de café que te fascina cuando vas a comprar granos? Entonces puedes probar haciendo tus propias velas. No es tan difícil como suena. Solo necesitas unas velas viejas y café molido. El siguiente video te mostrará cómo hacerlo:

 

Todas las imágenes: Pixabay