Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Katy Perry pensó en suicidarse tras su separación de Orlando Bloom

La cantante pasó por uno de los momentos más oscuros de su vida, pero dice que fue su fe lo que la sacó adelante
Katy Perry y Orlando Bloom. (Foto: Phillip Faraone/Getty Images)

La cantante Katy Perry reveló durante una entrevista en un programa de radio que pensó en el suicidio tras su separación con el actor Orlando Bloom en 2017.

Te recomendamos: Johnny Depp reinterpreta al capitán Jack Sparrow para animar a niños con cáncer

Katy, quien en realidad se llama Katheryn Hudson, estaba “revolcándose en su propia tristeza” y pensó en quitarse la vida, declaró a la emisión de radio canadiense Q on CBC.

La intérprete pop dijo haber perdido la sonrisa.

“No sé si mi sonrisa alguna vez fue totalmente auténtica, pero estuve en la cima durante mucho tiempo. Tuve la validación, el amor y la admiración del mundo exterior, y luego eso cambió”, dijo al presentador Tom Power.

A la ruptura con Bloom se sumó el descenso en popularidad de su carrera. Lo que la “partió por la mitad”, según sus palabras. Y que antes pensaba: “Soy realmente fuerte como Katy Perry, y a veces no soy tan fuerte como Katheryn Hudson”.

“Me separé de mi novio, que ahora es el futuro padre de mi bebé, y luego estaba emocionada por volar alto con el próximo disco, pero eso no me elevó tanto. La validación no me levantó, así que me caí”.

Sin embargo, Katy ahora piensa que fue una “ruptura necesaria”. Una oportunidad para pensarse a sí misma de otra forma.

“Fue muy importante quebrarme, para poder encontrar mi integridad de una manera completamente diferente. Y encontrar otra dimensión, que simplemente vivir mi vida como una estrella pop sedienta todo el tiempo”.

En 2018, Katy se reconcilió con Orlando Bloom y, con el paso del tiempo, ha logrado la estabilidad. La palabra clave en este proceso es la “gratitud”.

“La gratitud es probablemente lo que me salvó la vida, porque si no hubiera descubierto eso me hubiera revolcado en mi propia tristeza y probablemente hubiera saltado, pero encontré la manera de estar agradecida”.

Después de pasar por depresión y ansiedad, la fe fue lo que salvó a la cantante de 35 años, dice. Ahora tiene otra perspectiva de la vida.

“La esperanza siempre ha sido una opción para mí debido a mi relación con Dios y a algo más grande que yo. Si soy la única que controla mi destino, por supuesto que voy a conducirlo hacia el suelo”.

Katy basa sus esperanzas en el hecho de pensar que tiene un propósito en la vida.

“Mi esperanza es que algo más grande que yo me haya creado para un propósito y me haya creado por una razón, y que no soy desechable, y que, ya sabes, cada persona que ha sido creada tiene un propósito”, reflexiona la cantante.

Vía CNN