Conoce la historia del príncipe saudí en coma desde 2005 y porqué no lo quieren desconectar

El príncipe saudí ha reaccionado en pocas ocasiones desde su accidente.
Los rumores sobre la muerte del príncipe también han aparecido (Foto: Twitter @Reem_Alwaleed)

Despertar de un coma puede ser una situación que no suceda en años y hay historias que lo comprueban, una de las más conocidas alrededor del mundo es la del príncipe saudí Al Walid bin Jalid bin Talal al Saud, quien lleva 15 años en ese estado y podría seguir así durante mucho tiempo más. A continuación te contamos su historia y el porqué ha vuelto a tomar fuerza.

Te recomendamos: Niño de 4 años cae en coma tras picadura de alacrán

A los 18 años, en el 2005, el príncipe Al Walid sufrió un accidente en automóvil en Londres y desde ese año no ha vuelto a despertar. Pese al tiempo, y que el hecho de que recupere su salud es complicado, sus padres no han querido desconectarlo. 

El “príncipe durmiente”, como ha sido bautizado, pasó más de 10 años en un hospital de la ciudad de Riad, en el área de cuidados intensivos; sin embargo, desde 2016 fue trasladado a la residencia de su familia. Durante los últimos 15 años, los rumores sobre la muerte del príncipe saudí han aparecido y en enero de 2020 incluso su hermano tuvo que desmentirlo a través de redes sociales.

Sin embargo, ha sido el propio hermano, Mohamed, quien ha provocado que el nombre de Al Walid vuelva a ser escuchado con fuerza, esto debido a que protagonizó un accidente automovilístico que lo llevó a tener que recibir cuidados médicos. Naturalmente, el percance de Mohamed fue comparado con el que tiene a su hermano en coma desde 2005. 

Por fortuna para la familia, los golpes en el accidente más reciente no fueron tan severos como el ocurrido 15 años atrás e incluso se pudo ver al protagonista posando para una fotografía, demostrando que estaba bien.

¿Por qué sigue conectado?

En 2019, la familia del “príncipe durmiente” celebró a través de redes sociales que Al Walid había movido la cabeza. Este hecho puede parecer poco, pero alimenta la razón del porqué lo mantienen vivo de manera artificial: la esperanza de que despierte.

Desconectar al príncipe ha sido una posibilidad que su padre se ha negado a considerar pues tiene fe de que “algún día se obrará un milagro y pueda recobrar la vida […] Dios que guardó su alma durante más de una década es capaz de devolverle la vida”, mencionó Jaled bin Talal su padre.

Con información de El Mundo