Detectan parásitos mortales en tres turistas en Hawai

Imagen microscópica de un ejemplar macho de 'gusano pulmonar de rata' que ha infectado una babosa (Punlop Anusonpornperm/Creative Commons Attribution 4.0)

Tres turistas adultos que viajaron a Hawai comieron frutas sin lavar y fueron infectados por un parásito mortal que vive en babosas y caracoles.

El parásito angiostrongylus cantonensis, conocido como gusano pulmonar de rata, enfermó a tres visitantes en Hawai, lo que eleva el número total de casos a 10 para 2018 y cinco en lo que va del año 2019, de acuerdo con el Departamento de Salud del estado insular.

Muere joven que quedó paralizado por comerse una babosa

Los tres casos recientemente confirmados no están relacionados y afectaron a tres turistas que venían de Estados Unidos.

Los cinco casos del 2019 fueron detectados en la isla de Hawai, conocida como la Isla Grande y una de varias en el archipiélago.

El parásito es temido por el sector salud de varios países porque puede causar efectos graves en el cerebro y la médula espinal de una persona.

Los síntomas más comunes de una infección con el gusano son dolores de cabeza severos y rigidez en el cuello. Los casos más graves también presentan problemas neurológicos, dolor generalizado y discapacidad a largo plazo.

Barba abundante, una moda que podría concentrar microbios, parásitos y hasta piojos

El momento exacto de la infección se desconoce para cada uno de los tres casos, aunque uno de los individuos recuerda haber comido muchas ensaladas caseras durante las vacaciones. Otra persona comió frutas crudas sin lavar, verduras y otras plantas directamente de la tierra.

La mayoría de las personas se enferman con el gusano después de comer accidentalmente un caracol o babosa infectada. Sin embargo, uno de los 10 casos registrados en el 2018 se enfermó en Australia después de comerse una babosa intencionalmente, con el fin de cumplir un reto.

La enfermedad provocada por el gusano dura entre dos semanas y dos meses en promedio, aunque puede aparecer en un solo día o hasta en seis semanas.

Cumple reto de comer una sanguijuela y muere

El parásito es endémico de Hawai y prevalece en el sistema respiratorio de las ratas, donde puede madurar completamente y viajar a su tracto digestivo, después de lo cual es excretado y consumido por caracoles y babosas que se alimentan de estos desechos orgánicos.

Cuando el parásito se introduce en un ser humano, puede perderse, y en algunos casos “ir al cerebro”, explicó la doctora Heather Stockdale Walden, de la Universidad de Florida, a CNN.

“Es importante que nos aseguremos que nuestros visitantes conozcan las precauciones que deben tomar para prevenir la enfermedad”, dijo el director de Salud de Hawai, Bruce Anderson, en un comunicado.

En las islas hawaianas, alrededor del 80% de los caracoles terrestres son portadores del parásito, según un documento de investigación de 2014.

Descubierta por primera vez en China en 1935, la enfermedad del gusano pulmonar de la rata se ha extendido a Asia, Australia, las Américas (incluyendo Brasil, las islas del Caribe y los Estados Unidos) y las islas del Pacífico. Más de 2.800 casos de infección humana han sido reportados en 30 países.

¿Qué sale de las narices de estas focas?

Con información de CNN
CARGANDO...