¿Correr te hace lucir más viejo?

Correr te hace lucir más viejo

(Mitchell/Getty Images)

La teoría “Runner’s Face” sostiene que correr puede hacer que el rostro de una persona luzca más viejo. ¿Qué tan cierta es esta idea?

¿Cuánto debes correr diariamente para comenzar a adelgazar?

Aunque correr es uno de los ejercicios más completos y trae varios beneficios a la salud, la teoría “Runner’s Face” sostiene que su práctica puede derivar en envejecimiento facial. Sin embargo, esta idea ha sido debatida por varios expertos y dermatólogos.

De acuerdo a la doctora Rachel Nazarian, del Grupo de Dermatología Schweiger en Nueva York, esta idea proviene de estudios previamente publicados en revistas médicas donde se afirma que el estrés oxidativo y el aumento en la producción de radicales libres (que se generan al realizar ejercicio intenso o cuando el cuerpo está bajo tensión) producen efectos perjudiciales en la piel.

Cuando te causas cualquier tipo de daño por radicales libres o estrés oxidativo en la piel, se generan signos que (atribuimos) a los signos del envejecimiento, como la descomposición del colágeno y la elastina, que pueden provocar la flacidez. Esa es una especie de teoría respaldada científicamente sobre cómo podría potencialmente conducir a la ‘cara de corredor'”.

… señaló Nazarian.

El estrés oxidativo también puede generarse por la contaminación del aire, por ello, aquellas personas que corren al aire libre tienen mayor riesgo de sufrir envejecimiento en su rostro.

Para combatir estos efectos el cuerpo produce antioxidantes, o bien, los obtiene de una dieta rica en frutas y verduras de hoja verde.

10 minutos de ejercicio, para mejorar la memoria

Por su parte Melissa Kanchanapoomi Levin, dermatóloga certificada y fundadora de Entière Dermatology, afirmó que la exposición al sol al correr puede contribuir al envejecimiento de la piel:

La sobreexposición a la radiación dañina del sol puede provocar una pigmentación desigual, engrosamiento de la piel, arrugas, pérdida de volumen, cáncer previo a la piel y cáncer de piel, por lo que es importante proteger tu piel con buena protección solar y hacer ejercicio con moderación”.

Por ello siempre recomienda usar protector solar.

Tanto ella como Nazarian coincidieron al señalar que el ejercicio tiene efectos positivos para la piel. El cardio, por ejemplo, favorece la circulación y aporta más oxígeno y nutrientes a la piel, ayudando a repararla y produciendo más colágeno.

El ejercicio también contribuye a la reducción del cortisol (conocido como la hormona del estrés), lo que es benéfico cuando se sufren afecciones de la piel como psoriasis, eccema y acne.

Cinco ejercicios que tienes que hacer, según un doctor de Harvard

Por otro lado está el sudor, que durante un entrenamiento ayuda al cuerpo a eliminar desechos del cuerpo.

La sudoración también activa la producción de sebo, un aceite natural a base de lípidos que se secreta de las glándulas sebáceas. La urea y el sebo pueden suavizar e hidratar la piel y, de hecho, la urea es un ingrediente que se agrega a muchas cremas hidratantes para el cuidado de la piel y productos para mejorar la hidratación de la piel”

dijo Kanchanapoomi Levin.

Para las dos especialistas, la clave está en hacer ejercicio de forma moderada.

Es como decir que un poco de vino es bueno para ti, pero mucho vino es malo para ti (…) Si te presionas demasiado, todo el tiempo, tu cuerpo puede llevarte a una dirección diferente, y no poder mantenerte al día. Acumulas muchas células negativas, y no te reparas tanto como lo harías si le hubieras bajado un poco más durante el ejercicio.

Todo el mundo debería hacer ejercicio, porque no solo es ayudar al interior del cuerpo y mantener el corazón y los tejidos sanos, sino que también desencadenará más vías antienvejecimiento”

… concluyó Nazarian.

CARGANDO...