¿Por qué no debes usar los envases de plástico para guardar comida? Profeco advierte

Esta práctica común es más riesgosa de lo que la gente podría pensar.
Esta práctica es común en diferentes hogares (Foto: Captura / Reporte Índigo)

Los hogares mexicanos suelen tener aspectos en común, no importa de que estado de la república sean, y una de estas características es colocar los sobrantes de comida en envases de plástico de yogur, helado o crema; sin embargo, esta práctica podría ser más peligrosa de lo que muchos piensan y estaría asociada al riesgo de padecer cáncer.

Te recomendamos: Cada persona en CDMX consume 48 kilos de plástico al año

De acuerdo a la Profeco, a través de su revista del Consumidor en su edición del mes de septiembre, el uso de los envases de plástico representa un riesgo y uno de los motivos principales es que estos son de un solo uso, muy diferente a lo que ocurre en los hogares mexicanos.

El deterioro de los botes de plástico de yogurt o crema puede propiciar la entrada de bacterias, mientras que su agrietamiento y el calor pueden liberar las sustancias químicas que poseen los envases, mismas que entran en contacto con los alimentos que se colocan dentro de ellos y representan un peligro.

Respecto a las bolsas herméticas, la Profeco estableció que se pueden reutilizar siempre y cuando se laven de adecuadamente, aunque para esto la recomendación es:

“No utilizar agua caliente porque puede afectar al plástico y aumentar la posibilidad de que los productos químicos del plástico que pudieran contener (BPA) se propaguen a los alimentos”

… menciona la publicación como recomendación para las personas, la cual también establece que la exposición de los alimentos al BPA (bisfenol A, sustancia química para endurecer el plástico) tendría una posible relación con el riesgo de padecer cáncer. 

“Algunos estudios en animales han demostrado una posible relación entre la exposición al BPA y aumento en el riesgo de cáncer. En EU está parcialmente prohibido y se ha dejado de emplear en la fabricación de biberones. En otros países como el nuestro se sigue utilizando”, detalló la revista.

Con información de Revista del Consumidor