Científicos mexicanos descubren planeta semejante a Saturno

Participaron mexicanos de la UNAM, la Universidad de Guadalajara y el Instituto Max Planck de Alemania
Científicos mexicanos descubren planeta semejante a Saturno. (Imagen: Especial)

Tras año y medio de intensa labor, un equipo de cuatro científicos, tres de ellos mexicanos, descubrió un nuevo planeta semejante a Saturno.

Te recomendamos: En 2245, la mitad de la masa de la Tierra será información digital

Los mexicanos que participaron del descubrimiento de este exoplaneta (es decir, que está fuera del sistema solar) son Salvador Curiel de la UNAM, Rosa Martha Torres de la Universidad de Guadalajara y Gisela Ortiz del Instituto Max Planck en Alemania, quienes colaboraron con Amy Mioduszewski del Observatorio Nacional de Radioastronomía de Estados Unidos (NRAO, por sus siglas en inglés).

Por año y medio estudiaron la estrella TVLM513-46546, una enana roja ubicada a 35 años luz del Sol. La estrella es realmente pequeña, apenas 0.07 la masa del Sol. A su alrededor orbita el exoplaneta bautizado como TVLM 513b, que a decir de los científicos sería semejante a nuestro Saturno.

Para descubrirlo usaron el sistema de radiotelescopios conocido como Arreglo de Líneas de Base Muy Largas (VLBA, por sus siglas en inglés). El sistema controlado por la NRAO consta de diez radiotelescopios ubicados a lo largo de los Estados Unidos, desde la costa del Pacífico hasta el Atlántico y tienen una sede central en Nuevo México, desde donde son operados.

“El VLBA son 10 antenas grandototas de 25 metros cada una. Hicimos observaciones durante un año y medio, cada mes, cada mes, cada mes, o cada dos meses, así determinado tiempo y lo que encontramos es este bamboleo en la estrella y dedujimos que era la presencia de un planeta. Nosotros, con los movimientos de la estrella, utilizando las leyes de la Física, podemos deducir la masa del planeta, que es un planeta con la masa de Saturno”, explicó en entrevista Rosa Martha Torres, cientíca de la Universidad de Guadalajara.

Así se vería la estrella enana roja estudiada por los mexicanos. (Imagen: Especial)

Justamente, su tesis para alcanzar el grado de doctora en Astronomía por la UNAM empleaba el sistema de telescopios VLBA y fue dirigida por Mioduszewski, del NRAO.

Utilizando esta red de radiotelescopios, los científicos vigilaron el movimiento de la estrella enana roja, hasta que una anomalía les advirtió del planeta que la orbita: “un minúsculo bamboleo en ese movimiento causado por el efecto gravitacional del planeta”, explica Rosa Martha Torres.

Por su parte, Gisela Ortiz, involucrada en el proyecto desde el Instituto Max Planck, también echó mano del VLBA para su tesis de doctorado, la cual fue galardonada con un premio internacional a la mejor tesis en astronomía.

Según declaró Rosa Martha Torres, no es frecuente encontrar exoplanetas de una masa como la de Saturno orbitando estrellas tan pequeñas.

Con información de Código Espagueti