The New York Times trasladará parte de su sede de Asia de Hong Kong a Seúl

Hong Kong ha servido durante décadas de sede del NYT y de otros muchos medios de lengua inglesa por su proximidad al continente chino y su "rica tradición de una prensa libre", aseguró el periodista Michael Grynbaum.
FOTO: The New York Times cambiará sede de Hong Kong a Seúl. (Getty Images)

El diario estadounidense The New York Times trasladará parte de su sede de Asia, situada en Hong Kong, a la ciudad de Seúl, en Corea del Sur, en respuesta a “los esfuerzos de China por impedir los asuntos” de la antigua colonia británica, según un artículo publicado en el periódico neoyorquino.

Te puede interesar: Emotiva portada de ‘The New York Times’ que dedica a muertos por coronavirus

El periodista Michael Grynbaum explica en un artículo que Hong Kong ha servido durante décadas de sede de su diario y de otros muchos medios de lengua inglesa por su proximidad al continente chino y su “rica tradición de una prensa libre”.

“Pero una ley general de seguridad nacional aprobada por China en junio, destinada a obstaculizar a las fuerzas opositoras y prodemocráticas en Hong Kong, ha perturbado a las organizaciones de noticias y ha creado incertidumbre sobre las perspectivas de la ciudad como centro para el periodismo en Asia”, asegura la nota.

Grynbaum recuerda que varios trabajadores del Times han tenido problemas para la obtención de sus permisos de trabajo, “obstáculos que son comunes en China pero que rara vez fueron un problema en la antigua colonia. Con la ciudad enfrentando una nueva era bajo un estricto dominio chino, los editores del Times determinaron que necesitaban una base adicional de operaciones en la región”.

“Algunos periodistas también están preocupados por que Beijing tome medidas enérgicas contra el activismo y la libertad de expresión de manera más similar a la forma en que se trata a los medios de comunicación en China continental”, agrega el escritor, antes de destacar que Estados Unidos y China han mantenido un enfrentamiento diplomático sobre los medios de comunicación desde mediados de febrero, cuando China expulsó a tres reporteros de The Wall Street Journal.

Esta decisión coincide con el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien firmó un decreto que pone fin al trato económico y comercial especial que su Gobierno daba a Hong Kong, además de una ley por la que impondrá nuevas sanciones a China por haber “extinguido la libertad” de ese territorio semiautónomo.

“He firmado un decreto que pone fin al trato preferencial de Estados Unidos hacia Hong Kong. Ahora les trataremos igual que a la China continental”, dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

“No tendrán privilegios especiales, no tendrán un trato económico especial ni podrán exportarnos tecnologías delicadas. Además, ya saben que hemos puesto aranceles masivos a China”, recordó, insinuando que esas tasas se aplicarán también a los productos procedentes de Hong Kong.

El decreto de Trump supone un paso más respecto a su anuncio de mayo, cuando el mandatario ordenó a su Gobierno reducir al mínimo el trato preferencial que da a Hong Kong, un estatus que contribuyó a que esa antigua colonia británica se convirtiera en centro financiero global a lo largo de las dos últimas décadas.

La medida forma parte de las represalias de Washington por la aprobación de la controvertida ley de seguridad nacional sobre Hong Kong, que busca prohibir todo acto de “subversión contra el Gobierno” central chino en la ciudad semiautónoma y que Trump considera una vía para “oprimir” a ese territorio.

Con información de EFE.

LLH