Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Tamaulipas, Veracruz y Coahuila, corredor del peligro, señala Solalinde

Los migrantes aún buscan refugio en Tamaulipas, por su cercanía con la Unión Americana; y en su camino para llegar a la frontera han detectado un foco rojo en Veracruz
Tamaulipas, Veracruz y Coahuila, corredor del peligro, señala Solalinde. (Cuartoscuro, Archivo)

El corredor conformado por Tamaulipas, Veracruz y Coahuila es donde más secuestros y extorsiones se cometen contra migrantes, es una de las zonas más inseguras para salvaguardar la integridad de quienes buscan la frontera entre México y Estados Unidos, advirtió Alejandro Solalinde.

Te recomendamos: Migrantes buscan regularizar su situación en México

El sacerdote subrayó que, pese a la falta de cifras oficiales, la situación es informada por los propios migrantes, que han sido víctimas de diversos grupos criminales como Los Zetas, Cártel del Golfo y Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“Hay señales de alarma en Tamaulipas, en primer lugar, y es que ha habido reportes del crimen organizado de que ahí se están peleando el territorio y se están acomodando”, enfatizó el defensor de Derechos Humanos.

“Esto afecta muchísimo a los migrantes porque saben que ellos son dinero. Los ven como una mercancía que se puede traducir en la forma que sea”, añadió.

Pese a ese fenómeno, los migrantes aún buscan refugio en Tamaulipas, por su cercanía con la Unión Americana; y en su camino para llegar a la frontera han detectado un foco rojo en Veracruz.

Y quizá con menos incidencia pero aún peligroso Coahuila, de ahí que sean las entidades de mayor riesgo para los migrantes, aún por arriba de Ciudad Juárez, Sonora y Baja California, consideró.

“En el norte hay mucho peligro para ellos por parte del crimen organizado. La mayoría son gente campesina y la mayoría siguen siendo centroamericanos y en el último informe también detectamos haitianos. Los migrantes pueden tener muchos temores pero siguen avanzando. Son gente de mucha fe, muy fuertes y resilentes”, agregó.

“Si son extorsiones se les pide lo que sea, un dólar incluso, pero en el caso de un secuestro esos sí son caros, de ocho mil a 10 mil dólares”, alertó.

Con información de Notimex
DGP