Habitantes de comunidad maya nacen con sordera y crean su ‘lenguaje de señas yucatecas’

En la comunidad de Chicán, la causa de que existan tantos sordos es porque hay muchos matrimonio entre familias y predominan tres apellidos

En Yucatán, en la comunidad de Chicán, un porcentaje significativo de sus habitantes nacieron con sordera, desde hace varias generaciones e inventaron su propio lenguaje de señas.

Te recomendamos: Hallazgos arqueológicos en carreteras de Yucatán brindan información sobre entierros mayas

Adán y Silveira nacieron sordos, viven en Chicán, comisaría indígena maya del municipio de Tixméhuac al Sur de Yucatán, a unos 110 kilómetros de Mérida.

Esta población creó su propia comunicación llamado “lenguaje de señas yucatecas” debido a que muchos de sus pobladores nacieron sordos.

En 1980 había 280 pobladores, 13 eran sordos; en el 2000 había 350 habitantes, 25 nacieron con esta discapacidad y este es el registro en 2021:

“Hay mil 200 aproximadamente de habitantes. Pues ahora queda aproximadamente 28 entre 30 los que quedan”, dijo Adalio Canché, comisario Municipal de Chicán.

Habitantes de comunidad maya nacen con sordera y crean su lenguaje de señas. FOTO Noticieros Televisa

La comunicación que crearon con las manos, no es mímica y es muy diferente a la Lengua de Señas, pero está aceptado porque posee sintaxis, gramática y léxico.

“Si fuera un lenguaje mímico cualquiera inventaría hoy y mañana y otros días diferentes señas. Es un idioma establecido en esa comunidad”, refirió Adrián May, de la Asociación para Sordos del Estado de Yucatán.

Genny aprendió este lenguaje de señas, porque 5 de sus familiares son sordos.

“Ellos lo construyeron creo, porque para aprender que es, cómo se llama, solitos lo aprendieron”, agregó Genny Canché, traductora del lenguaje de señas yucatecas.

Este es un ejemplo entre la lengua de señas y la que hay en Chicán. El movimiento de manos y las expresiones, son diferentes.

Según los investigadores de esta comunidad, la causa de que existan tantos sordos en esta pequeña población, es porque hay muchos matrimonio entre familias y aquí tres apellidos predominan entre sus habitantes: Collí, Tilán y Canché.

“Dentro de las familiogramas o estas investigaciones, se relacionaban entre parientes, entre primos, actualmente el código genético del problema que persiste actualmente es la sordera”, refirió Adrián May.

Especialistas en el mundo estudian a los pobladores de Chicán y su código o lenguaje para hablar basado en señas, al igual que a dos poblaciones en el mundo, una de esquimales en Canadá y otra de nativos de Indonesia.

 

Con información de Alejandro Sánchez

KAH