Sin incidentes, encuentros de Rayados y Tigres, en Monterrey

La afición llegó al estadio en medio de mucha vigilancia y sin ningún contratiempo. (Twitter @_LASNOTICIASMTY)

Tras los hechos violentos registrados la tarde del pasado domingo, en Monterrey, Nuevo León, previo al Clásico Regio, que dejó gravemente herido a un joven aficionado del Tigres, este miércoles se realizaron, sin contratiempos, dos juegos de octavos de final de Copa.

El primer encuentro dio inicio a las 19:00 horas de la noche, en el Estadio Universitario, entre los equipos, Tigres contra Puebla.

Desde dos horas antes, la afición empezó a llegar, la vigilancia se intensifico, más de 300 policías municipales y de Fuerza Civil, establecieron filtros de revisión.

El grupo de animación oficial de los Tigres, “Libres y Lokos”, fueron llegando uno por uno como se acordó, evitando las marchas y caravanas.

A un costado de la puerta de acceso se reunieron para luego entrar de manera individual.

“Ellos toman sus decisiones y solamente nos toca acatar las órdenes que se dicen”, señaló Daniel Torres de “Libres y Lokos”.

-¿Pero va a seguir el grupo de animación?

“Sí, el grupo sigue, no nos vetaron de aquí, nomás de visitantes y el grupo sigue como tal”, dijo Daniel Torres.

A las 21:00 horas de la noche, iniciaría el partido entre Rayados contra Zacatepec, en el estadio de los Rayados, sin embargo, se suspendió por lluvia.

La afición llegó al estadio en medio de mucha vigilancia y sin ningún contratiempo.

Los aficionados reconocieron que la seguridad implementada era necesaria para la tranquilad de todos los asistentes.

Sin embargo, no están de acuerdo en que se restringa a los grupos de animación.

“Yo digo que debe existir, es algo bonito, es algo que se pierde si no hay, el estadio hay veces que esta mudo, es mas de hecho en el minuto se queda solo, casi nadie grita y estando las porras de cualquier equipo hablando ahorita de Tigres o de los demás, si hay gente que empieza y la porra alienta y empezamos y todo el estadio empieza a gritar”, apuntó Raúl, aficionado del Guadalajara.

La seguridad fue mayor en los dos estadios, la afición disfrutó los partidos de futbol, con la tranquilidad de que no se presentarían acciones que generaran violencia.

Con información de Juan Andrés Martínez.

LLH