Regresa la música a los restaurantes de la CDMX, afectados por el coronavirus

El sector restaurantero ha sido de los más afectados en esta pandemia, por lo que agradecen que ahora se les permita tener música en los salones.

A partir de este miércoles 5 de agosto se permitirá música viva o grabada en restaurantes de la capital del país, pero a bajo volumen, en medio de la crisis por el coronavirus.

Te puede interesar: COVID-19 supera los 18.5 millones de contagios en el mundo

Para los dueños de estos negocios, esto fue recibido como una buena noticia con la que esperan atraer de nueva cuenta a la gente a sus locales.

“La música es parte del entretenimiento, nosotros vamos a estar cumpliendo los 62 decibeles que nos autorizando la autoridad”, indicó Armando Palacios, gerente de restaurante.

El sector restaurantero ha sido de los más afectados en esta pandemia, por lo que agradecen que ahora se les permita tener música en los salones.

“Se hizo una valoración con el área de la Agencia de Protección Sanitaria y se encontró que si es música muy bajita, en ciertos decibeles, no tiene problemas”, apuntó la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.

La Cámara Nacional de Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) sostiene que la pandemia ha dejado en quiebra a miles de restaurantes.

“Son 90 mil unidades económicas cerradas”, comentó Francisco Fernández, presidente de la Canirac.

La nueva normalidad ha llevado a estos establecimientos a idear nuevas formas de ofrecer seguridad a sus clientes.

“Tenemos un laboratorio de microbiología que nos verifica que todos los alimentos estén en perfectas condiciones de higiene”, dijo Armando Palacios, gerente de restaurante.

La limpieza en cocinas, salones y baños, así como entre el personal, es exhaustiva.

“Seis veces al día estamos pasando una pistola sanitizante”., apuntó Armando Palacios, gerente de restaurante.

“Hay una serie de protocolos que están por arriba de lo que realmente existe en muchos lugares”, apuntó Francisco Fernández, presidente de Canirac.

Sin embargo, la inversión en sanidad difícilmente se recuperará pronto. Hay días en los que apenas tienen dos o tres mesas.

“Yo creo que los clientes vienen con una economía más limitada, la sobremesa se ha perdido, la gente viene, hace el consumo, nos está apoyando con sus visitas, pero ya no hay sobremesa, ni un trago más”, señaló Carlos Huerta, gerente de restaurante.

Los restaurantes operan con un aforo del 30 por ciento y solo 4 personas por mesa. lo que busca la industria es que se les permita el doble.

“Con ese 60% decimos pues ya tenemos para seguir porque si no seguirá “la sangría”,  el daño va a ser más fuerte y los empleos se seguirán perdiendo”, dijo Francisco Fernández, presidente de Canirac.

Con información de Guadalupe Madrigal.

LLH