Posponen indefinidamente juego entre Acereros y Titanes por nuevos casos de COVID-19

Este jueves se dieron a conocer dos nuevos casos de coronavirus en el equipo de Tennessee, por lo que el número de contagiados ascendió a once.
Los Titanes registraron dos nuevos casos de COVID-19 (Getty Images)

La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) anunció, el jueves 1 de octubre, que no se jugará el partido entre los Titanes y los Acereros de Pittsburgh, correspondiente a la Cuarta Semana de competición, debido a que se han dado dos nuevos casos positivos al COVID-19 en el equipo de Tennessee.

Te recomendamos: Acusan a jugador de la NFL de usar ayuda para COVID-19 en casino y lujos

Según un comunicado de la NFL, un jugador adicional de los Titanes y un miembro del personal dieron este jueves positivo al COVID-19.

El pasado lunes cuatro jugadores y cinco miembros del personal del equipo de Tennessee fueron los primeros en estar contagiados por el virus.

El entrenador en jefe de los Titanes, Mike Vrabel, explicó el miércoles que algunos de los jugadores que dieron positivo estaban experimentando síntomas parecidos a los de la gripe.

“La decisión de posponer el partido se tomó para garantizar la salud y seguridad de los jugadores, entrenadores y personal del día del juego. La instalación deportiva de los Titans permanecerá cerrada y el equipo continuará sin realizar actividades en persona hasta nuevo aviso”, señaló la NFL en su comunicado.

Mientras, los Titanes sostienen que han seguido todos los protocolos de seguridad establecidos por la liga y las autoridades locales y federales de salud.

El anuncio se produce un día después de que la NFL dijera que el partido, que originalmente estaba programado para el domingo, se había pospuesto para el lunes o martes.

Vrabel informó este jueves que sus jugadores “estaban algo sorprendidos” por la noticia de que no jugarían esta semana.

Por su parte, el entrenador en jefe de los Acereros, Mike Tomlin, reconoció estar “decepcionado” de que su equipo no juegue esta semana, pero entendía la decisión por todo el entorno de salud en el que se encuentra el país.

Los Vikingos de Minnesota, que el pasado domingo jugaron contra los Titanes, no obtuvieron resultados positivos en su última ronda de pruebas de coronavirus el miércoles, y su instalación estaba programada para ser reabierta este jueves.

Ahora la NFL tiene que descubrir cómo reprogramar un partido entre dos de sus siete equipos invictos después del primer brote de COVID-19 de la liga.

Con información de EFE

JPG