Policía Federal reabre paso a Caravana Migrante rumbo a Oaxaca

Tras 20 minutos de agresiones, el joven guatemalteco fue rescatado por cuatro policías municipales (Notimex)

Elementos de la Policía Federal intentaron frenar la caravana de migrantes que partió la madrugada de este sábado del municipio de Arriaga, Chiapas, rumbo a Tapanatepec, Oaxaca.

Alrededor de 200 elementos de la gendarmería bloquearon el tramo carretero a la altura del kilómetro 33 en la comunidad San Ramón entre Chiapas y Oaxaca.

La caravana paró un kilómetro antes del cerco policial.

Al lugar acudieron el quinto visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y los representantes de derechos humanos de Oaxaca y Chiapas, quienes crearon un segundo cerco ciudadano para buscar el diálogo.

La Gendarmería pidió a los migrantes que escucharan la propuesta del Gobierno Federal, para garantizar su seguridad.

“Tenemos la intención de apoyar a todas aquellas personas que se quieran sumar de manera voluntaria al programa que anunció nuestro Presidente de la República. Ese programa va enfocado en atender las peticiones de los propios migrantes que están buscando una oportunidad de refugio en nuestro país”, detalló Benjamín Grajera Regalado, comisario general de Gendarmería.

Los migrantes pidieron que les permitieran continuar su camino hacia Oaxaca, y que el dialogo se haría en la Ciudad de México.

“Estamos agradecidos con todo, con la comitiva que nos están apoyando y a través de ellos les haremos saber el listado de las personas que vamos a representarlos a toda la caravana”, afirmó portavoz de la caravana del migrante.

La caravana estuvo varada tres horas en el tramo carretero, más tarde la Policía Federal se retiró para evitar exponer a los niños y mujeres que vienen desde Honduras.

“La única instrucción que tengo ahorita es velar por la seguridad de la caravana en todo sentido y en todo caso ya se buscarán áreas de oportunidad para tener la conversación que y continuar con el ofrecimiento abierto del gobierno federal para que las personas en la caravana atiendan el llamado para el programa que el día de ayer anunció el señor Presidente de la República”, aseguró Benjamín Grajera Regalado, comisario general de Gendarmería.

La caravana continuó su camino de forma desordenada, ocupando ambos carriles, afectando el tránsito de vehículos y camiones de carga.

De nueva cuenta muchos de los migrantes viajaron hacinados en tráileres o vehículos particulares arriesgando sus vidas.

El contingente hizo más de nueve horas para recorrer 45 kilómetros y entrar a Oaxaca.

Después comenzaron a instalarse en la explanada del parque central de Tapanatepec.

Con información de Juan Álvarez

JLR/MAP