Pelosi pide iniciar redacción de cargos del juicio político a Trump

"El presidente no nos deja otra opción", dijo Pelosi en una intervención desde el Congreso
Pelosi pide iniciar redacción de cargos del juicio político a Trump (AP)

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, solicitó este jueves formalmente a los legisladores la redacción de los cargos para el proceso de impeachment contra el presidente, Donald Trump, a quien acusó de “abuso de poder” para su “beneficio personal”.

Te recomendamos: Comienza la segunda fase de la investigación para un juicio político a Trump

Nuestra democracia está en juego. El presidente no nos deja otra opción”, dijo Pelosi en una intervención desde el Congreso en la que remarcó que “el presidente abusó de su poder para su propio beneficio político personal a expensas de la seguridad nacional” de Estados Unidos.

Audiencias públicas

La siguiente fase de la investigación hacia un probable juicio político al presidente Donald Trump pasó la víspera a la Comisión de Asuntos Jurídicos de la cámara baja, con audiencias públicas donde comparecieron profesores de Derecho que hablaron sobre los orígenes constitucionales del poder del Congreso en relación con el juicio político.

Tres de los abogados fueron escogidos por demócratas y uno por republicanos. Los expertos estuvieron divididos al igual que la comisión, bajo líneas partidistas, sobre si Trump cometió un delito punible con juicio político cuando pidió al presidente de Ucrania que investigara a su rival político Joe Biden.

Los argumentos en torno a la Constitución fueron frecuentemente interrumpidos por peleas partidistas entre los miembros de la comisión. Estos son algunos de los puntos más destacados hasta ahora:

Interrupción republicana

Los republicanos aliados con el presidente usaron la audiencia para forzar una votación de procedimiento y aplazar el proceso, creando una atmósfera desordenada, incluso con el recuento académico de los profesores sobre los principios constitucionales.

Los miembros republicanos interrumpieron al presidente de la comisión, el demócrata Jerrold Nadler, y a los expertos que testificaron, pidiendo más testigos republicanos, un aplazamiento de la audiencia y que se llame a testificar a Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia de la cámara baja. Schiff encabezó la investigación sobre los tratos de Trump con Ucrania.

El republicano de mayor rango en el panel, Doug Collins, dijo que el proceso era un “fraude”. Y agregó que la comisión había quedado rezagada porque otros paneles dirigieron la investigación de juicio político.

Académicos rinden testimonio en audiencias para impeachment de Donald Trump (AP)

Delitos y faltas graves

Los cuatro profesores de leyes dieron algunas clases de historia durante la audiencia, al hablar sobre los fundadores de la patria y la monarquía británica, de la Convención Constitucional del siglo XVIII y los procesos de juicio político del siglo XX contra los presidentes Richard Nixon y Bill Clinton.

Su testimonio también tuvo un propósito contemporáneo, a la vez que los demócratas trataron de reforzar sus argumentos en favor de un juicio político al invitar a expertos constitucionales independientes para que establezcan que Trump cometió un delito punible con juicio político.

Tres de los testigos dejaron en claro que ellos pensaban que la conducta de Trump cumplía con la definición de abuso de poder que los creadores de la Constitución tenían en mente cuando escribieron sobre las causas que podrían llevar a la destitución de un mandatario.

Dijeron que la interacción del presidente con Ucrania equivalía a faltas o delitos graves, el estándar de juicio político establecido en la Constitución.”Si de lo que estamos hablando no justifica un juicio político”, dijo Michael Gerhardt, profesor de leyes de la Universidad de Carolina del Norte, “entonces nada lo es”.

El único que estuvo en desacuerdo fue Jonathan Turley, de la Universidad George Washington, quien dijo que, aunque no era simpatizante de Trump, cree que el caso contra el presidente era legalmente débil y advirtió que podría “derrumbarse” debido a que carece de intención delictiva.

Académicos rinden testimonio en audiencias para impeachment de Donald Trump (AP)

El soborno en la Constitución

Los tres testigos demócratas estuvieron de acuerdo en que Trump podría ser procesado por soborno, tal como se define en la Constitución. Los demócratas han insinuado que el soborno podría ser uno de los artículos de la acusación.

Noah Feldman, de la Facultad de Derecho de Harvard, dijo que el “claro sentido” de los autores sobre el soborno fue “cuando el presidente corruptamente pidió o recibió algo de valor para él de alguien que podría verse afectado por sus funciones oficiales”.

Así que si la Cámara de Representantes y los miembros de esta comisión determinaran que conseguir que las investigaciones se anunciaran o se llevaran a cabo era algo de valor para el presidente Trump, que era lo que él buscaba, entonces esta comisión y la Cámara de Representantes podrían concluir con seguridad que el presidente cometió un acto de soborno de acuerdo con lo dispuesto en la Constitución”, agregó Feldman.

Pamela Karlan, profesora de la Facultad de Derecho de Stanford, dijo que si el Congreso concluye que Trump pidió las investigaciones sobre Biden y su hijo para ayudar a su reelección, “entonces sí, aquí hay sobornos”.

Turley no estuvo de acuerdo, advirtiendo contra el uso de una “interpretación ilimitada” del tema del soborno.

La declaración ha sido hecha, no sólo por estos testigos, sino también por el presidente Schiff y otros, de que éste es un claro caso de soborno. No lo es”, dijo Turley.

El reporte Mueller

Los demócratas han estado debatiendo sobre incluir un cargo de obstrucción de justicia, conforme a lo establecido en el reporte del fiscal especial Robert Mueller.

Ese informe, divulgado en abril, estableció posibles actos de obstrucción, pero no determinó ni para bien o mal si el presidente había socavado la investigación rusa. Mueller citó las directrices del Departamento de Justicia que indican que un presidente de turno no puede ser acusado de un delito grave. Esencialmente le dejó esa decisión al Congreso.

El miércoles, Nadler dio a entender que él cree que los hallazgos de Mueller deberían ser incluidos, diciendo en su declaración de apertura que Trump tomó “medidas extraordinarias y sin precedentes” para obstruir la investigación del fiscal especial.

Con información de EFE y AP

MLV