ONU: 1,4 millones de centroamericanos necesitan ayuda alimentaria

Alerta la ONU que el clima ha diezmado las cosechas en Centroamérica y un total de 1.4 millones de personas necesitan ayuda

Foto: Campesino en Nicaragua, 17 de marzo de 2016

El clima ha afectado las cosechas en Centroamérica. (Reuters, archivo)

Un total de 1,4 millones de personas de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua necesitan asistencia alimentaria urgente debido a una reducción significativa de las cosechas por la combinación de lluvias torrenciales y sequías, alertó este viernes el Programa Mundial de Alimentos dependiente de la ONU.

Por quinto año consecutivo, los patrones climáticos erráticos han diezmado las cosechas de los cultivos de maíz y frijol en el corredor seco de América Central, lo que ha afectado a la seguridad alimentaria de los agricultores”, expresó el portavoz del PMA Herve Verhoosel.

La zona del corredor seco de Centroamérica es especialmente vulnerable a fenómenos climáticos como El Niño, que ocurre como consecuencia del calentamiento anormal del Océano Pacífico y que prolonga la temporada seca y disminuye a niveles mínimos las lluvias.

Los más de 2 millones de agricultores de la zona son “especialmente vulnerables a la inseguridad alimentaria” y “si los cultivos fallan, no tienen acceso a alimentos ni a reservas de comida hasta que llegue el próximo ciclo de cultivo”, advirtió el PMA.

Cuando los agricultores de estas zonas pierden sus cosechas, tratan de encontrar trabajo en plantaciones locales o emigran a otras ciudades.

Foto: Estudiantes guatemaltecas hacen fila para recibir alimentos, 31 de mayo de 2016, Guatemala
Estudiantes guatemaltecas hacen fila para recibir alimentos. (AP,. archivo)

Estudiantes guatemaltecas hacen fila para recibir alimentos. (AP,. archivo)

Cepal alertó sobre el aumento de pobres en América Latina

El 15 de enero de este año, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó que el número de personas que vive en extrema pobreza en América Latina aumentó en 2017 a un máximo de casi una década, pese a una mejoría en las políticas de gasto social de los gobiernos.

En su reporte Panorama Social, Cepal dijo que la proporción de personas en indigencia subió al 10,2 por ciento de la población en 2017, o 62 millones de individuos, desde 9.9% del año previo.

El total es el mayor al menos desde 2008 y se debe en gran medida a un deterioro en las condiciones de Brasil, que sufrió su peor recesión en décadas y comenzó a mostrar un repunte recién el año pasado.

Tuvimos años de muy bajo crecimiento económico y el impacto se ha visto mayormente en el desempleo”, dijo a Reuters Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL. A estos factores se suma la menor “capacidad de los estados para apuntalar la política social con la misma fuerza de antes”, añadió.

En tanto, la pobreza en la región se mantuvo estable respecto de 2016 en un 30.2% de la población, lo que evidencia una ralentización en los últimos años de los avances para acabar con la precariedad.

En el período 2012-2017, la reducción de la pobreza fue mayor en Chile, El Salvador y República Dominicana, en buena parte debido a un alza de los ingresos del trabajo.

Con información de EFE y Reuters

AAE

CARGANDO...