Ola de calor en Europa amenaza catedral de Notre Dame

Temen porque las paredes de piedra siguen saturadas del agua que rociaron los bomberos durante el incendio del 15 de abril y el calor podría secarlas demasiado rápido

FOTO Ola de calor en Europa amenaza catedral de Notre Dame (AP)

Ola de calor en Europa amenaza catedral de Notre Dame (AP)

El arquitecto en jefe de monumentos históricos de Francia dijo que la ola de calor que afecta Europa podría hacer que colapse la cúpula de la catedral de Notre Dame, dañada por un incendio.

Te recomendamos: La peor ola de calor azota Europa: Reino Unido, Francia, Italia y Alemania, en alerta

Decenas de sensores colocados alrededor del monumento del siglo XII no han dado señal de que se esté deteriorando, pero el arquitecto Philippe Villeneuve se expresó preocupado.

Villeneuve dijo a reporteros el miércoles que las paredes de piedra siguen saturadas del agua que rociaron los bomberos durante el incendio del 15 de abril.

Teme que las paredes se sequen demasiado rápido debido a las temperaturas récord que se anticipan en París esta semana. El arquitecto dijo que hasta ahora la mampostería está estable, pero sigue frágil.

Lo que temo es que las uniones de la mampostería, cuando se sequen, pierdan su cohesión… y de pronto la bóveda se caiga”, dijo.

Los expertos están trabajando para estabilizar la infraestructura de la catedral antes de comenzar la reconstrucción.

FOTO Ola de calor en Europa amenaza catedral de Notre Dame (AP)
Ola de calor en Europa amenaza catedral de Notre Dame (AP)

Ola de calor en Europa amenaza catedral de Notre Dame (AP)

Guardia recién contratado podría ser clave en el incendio en Notre Dame

El periódico estadounidense The New York Times reconstruyó los primeros 30 minutos del incendio en Notre Dame y descubrió que los guardias de la catedral no cumplieron adecuadamente con los protocolos de emergencia.

El pasado 15 de abril, a las 6:18 de la tarde, hora de París, se encendió la primera alarma de fuego. El panel indicaba que las llamas estaban en el ático de la Catedral de Notre Dame, en la zona conocida como el bosque.

El guardia que monitoreaba los detectores de humo, quien llevaba tres días en el cargo, pidió a uno de sus compañeros que vigilaba la misa que se realizaba en ese momento “que buscara fuego en el ático”, sin especificar cuál.

El guardia que estaba cerca del altar durante la misa corrió hacia el ático de la sacristía, un edificio aledaño, llegó cuatro minutos después, no encontró nada y así lo reportó. Diez minutos después de que sonó la alarma, el primer guardia intentó contactar al supervisor, pero no lo logró.

25 minutos después de la primera alerta, el supervisor respondió. Al darse cuenta de que buscaron en el lugar equivocado, pidió al guardia que revisara el ático principal.

Luego de subir 300 escalones hasta el ático y treinta minutos después, localizaron y reportaron el incendio a los bomberos, para entonces el fuego ya estaba fuera de control.

Olas de calor, 5 veces más probables, según científicos

Con información de AP

MLV

CARGANDO...