Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Napoli, de Hirving Lozano, se corona campeón de la Copa Italia tras vencer a la Juventus

La Juventus, de Cristiano Ronaldo, no creó ningún peligro a la portería de Meret y sólo Buffon, con unas grandes paradas salvó al equipo de perder durante los 90 minutos

El Napoli, del jugador mexicano Hirving “Chuky” Lozano, venció este miércoles 4-2 en los penaltis a la Juventus de Cristiano Ronaldo, tras el 0-0 de los noventa minutos, y se coronó campeón de la Copa Italia por sexta ocasión en su historia en la final disputada a puerta cerrada en el estadio Olímpico de Roma.

Te recomendamos  FIFA anuncia plan de ayuda financiera para el futbol por crisis provocada por el COVID-19

El Napoli marcó sus cuatro penaltis, con Lorenzo Insigne, Matteo Politano, el serbio Nemanja Maksimovic y el polaco Arkadiusz Milik mientras que en el Juventus fallaron el argentino Paulo Dybala y el brasileño Danilo Luiz Da Silva, lo que coronó campeón al equipo del técnico Gennaro Gattuso.

También en los 90 minutos el Napoli había tenido las mejores oportunidades, pero se topó con el poste con una falta directa de Lorenzo Insigne y con un Gianluigi Buffon que realizó tres paradas de mérito, la última de ellas a pocos segundos del final.

Como ya ocurrió en la semifinal ante el Milan, la Juventus arrancó bien, movió el balón con rapidez y asustó al Napoli a los 5 minutos con un derechazo del portugués Cristiano parado por el meta Alex Meret, pero ese disparo acabó siendo el más peligroso de todo el encuentro para los hombres de Maurizio Sarri.

Insigne, uno de los jugadores más en forma del equipo de Gennaro Gattuso, sacudió la madera en el 23 con una gran falta directa desde los 25 metros y sólo dos grandes paradas de Buffon, titular a sus 42 años, a disparos del belga Dries Mertens y del propio Insigne, mantuvieron la igualdad al descanso.

El esfuerzo realizado en las semifinales, disputadas el viernes y el sábado tras tres meses de inactividad, le pasó factura a los dos equipos y la reanudación estuvo marcada más por los errores y la poca lucidez que por la técnica.

Tanto el Nápoles como el Juventus intentaron cambiar ritmo tirando de sus banquillos, al disponer de cinco cambios.

Sarri apostó por Federico Bernardeschi, el galés Aaron Ramsey o el brasileño Danilo Luiz en sustitución del brasileño Douglas Costa, el bosnio Miralem Pjanic y el colombiano Juan Guillermo Cuadrado mientras que Gattuso dio paso a Matteo Politano y al polaco Arkadiusz Milik por el español José Callejón.

En Juventus no creó ningún peligro a la portería de Meret y sólo Buffon, con unas grandes paradas a cabezazo del serbio Nemanja Maksimovic y en el siguiente disparo bajo puerta del macedonio Eljf Elmas, evitó que el Napoli triunfara en el minuto 93.

Es la sexta Copa Italia de la historia del Nápoles y el primer trofeo de la carrera de Gattuso como entrenador, quien fue abrazado por todos sus jugadores al acabar el duelo.

Para el Juventus, en cambio, fue un profundo disgusto en una temporada en la que ya perdió la Supercopa italiana en enero, ante el Lazio; y en la que sigue sin jugar con brillantez y convicción.

Con información de EFE

havj