Guardia Nacional y Migración redoblan vigilancia entre México y Guatemala ante nuevo éxodo migrante

Autoridades de Chiapas se sumarán al blindaje de la frontera sur, principalmente por las rutas que pudieran seguir los migrantes
FOTO: Con la imagen de un Cristo Negro, miles de migrantes hondureños avanzaron a México. (Reuters)

Ya están llegando los migrantes salvadoreños y hondureños a Tecún Umán, ciudad guatemalteca frontera con nuestro país. Del lado mexicano, la Guardia Nacional redobló la vigilancia.

Te puede interesar: EEUU envía a Guadalajara primer vuelo de mexicanos deportados de 2020

“Cruzar solo para mí sería un fracaso”, dijo Hugo Esteban, un migrante hondureño.

De acuerdo con el Consulado de Guatemala en México hasta este jueves había más de 3 mil 500 migrantes hondureños en Tecún Umán en espera de una caravana mayor para cruzar juntos la frontera con México.

“No podemos regalarnos en un grupito de 10 o de unos 100 por qué sería fácil para ellos agarrarlos y deportarlos, tenemos que esperar a la caravana completa”, dijo Hugo Esteban.

Los migrantes siguen llegando. Buscarán concentrarse en el puente internacional “Rodolfo Robles”.

“Deben de tener sus documentos en regla, de que puedan estar, educación es la cortesía correspondiente porque eso es vital y que tuvieran la paciencia porque los procesos muchas veces se vuelven engorrosos y que no se desesperaran”, dijo José Maldonado, de la Procuraduría de Derechos Humanos en Tecún Umán, Guatemala.

“Estamos recibiendo gente desde el viernes pasado, entre 50, 60, 70, pero ayer empezó a llegar más cantidad de gente, hoy desayunaron 241, acaban de almorzar 301, viene más gente atrás”, dijo Mario Morales, coordinador de la Casa del Migrante en Tecún Umán.

Del lado mexicano, el punto más vigilado es Ciudad Hidalgo y la carretera que conduce a Tapachula, la zona donde han entrado la mayoría de las caravanas desde 2018. Aquí elementos del Instituto Nacional de Migración y de la Guardia Nacional reforzaron su presencia.

Las autoridades de Chiapas se sumarán al blindaje de la frontera sur, principalmente por las rutas que pudieran seguir los migrantes.

Vía Tapachula, palenque y la mesilla, en Comalapa.

“Si ellos deciden cerrar sus portones nosotros pacíficamente vamos a dar la vuelta e irnos por abajo y cruzarnos el río”, expuso Selvín Sagastumen, migrante de Honduras.

Un Cristo Negro encabeza la caravana de migrantes hondureños

Con una bandera de Honduras y la imagen de un Cristo Negro, característico de la fronteriza ciudad de Esquipulas, en el este de Guatemala, miles de migrantes hondureños avanzaron este viernes en dirección a México con el firme objetivo de llegar a Estados Unidos.

Los migrantes madrugaron el viernes para acortar la odisea de los más de 500 kilómetros que cruzan Guatemala, de Honduras a México, alentados por un hondureño de 30 años llamado Yarlin Antonio Lorenzo, propietario de la oscura imagen religiosa.

Experimentado en la caminata que atraviesa Guatemala, Lorenzo anima con su imagen religiosa de más de un metro de alto a una caravana integrada por familias completas que cruzaron la frontera el jueves y que, en su mayoría, fueron registrados por las autoridades migratorias hondureñas y guatemaltecas.

Es, en sus palabras, “un entusiasta de los derechos humanos” que frustró su sueño americano y que ahora se dedica a apoyar a sus paisanos hondureños, con su Cristo Negro bajo el brazo.

Esa imagen del Cristo crucificado, tallada en madera y pintado de negro, es venerada por millones de fieles y tiene a los migrantes como seguidores aguerridos.

Con información de Juan Álvarez, Paco Santa Ana, Lisa María Lou y EFE.

LLH