Ver ahora

Mexicanos, sin miedo al coronavirus, salen del confinamiento

La apatía está ganando terreno y muchos prefieren no usar el cubrebocas.
FOTO: Sin miedo al coronavirus, turistas ya disfrutan de las playas de Acapulco. (EFE)

Con el cambio de semáforo epidemiológico en el algunos estados de México, las medidas se relajaron y la movilidad en las calles es más notoria, sin medir el riesgo de algún rebrote. Muchos salieron del confinamiento.

Te recomendamos: México alcanza los 30 mil 639 muertos y los 256 mil 848 casos confirmados por COVID-19

“Las personas ya queremos regresar a nuestro estado de confort, a nuestra vida anterior, cosa que no va a ser así, tenemos que adaptarnos, a una nueva realidad”, dijo Arturo Valenzuela, director médico de la Secretaría de Salud de Chihuahua

En el centro histórico de Ciudad Juárez, Chihuahua, la ignorancia y la apatía está ganando terreno y muchos prefieren no usar el cubrebocas.

“No hacemos caso oiga, todos andamos aquí como si nada, como si ya no pasara nada, pero esta grave ahorita”, apuntó Lizeth, ciudadana.

Este fin de semana se observó mayor afluencia en la zona de bares en la ciudad de Colima.

Los establecimientos llenos a pesar de que el semáforo epidemiológico en el estado pasó de naranja a rojo.

Durante el día, también hay gran afluencia en restaurantes, comercios y tianguis.

“La mitad si usa cubrebocas, la otra mitad de las personas que vienen aquí al tianguis no usan el cubrebocas”, apuntó Luis Enrique Cortés Aguilar, policía vial.

Apenas hace cuatro días reinició la actividad turística en Acapulco y este fin de semana cientos de paseantes llegaron a las playas.

Las personas adultas respetan los filtros y recomendaciones, pero los jóvenes llegan en grupos a las playas, con bebidas alcohólicas, comida y sin respetar la sana distancia.

“Nos dieron indicaciones de no introducir bebidas alcohólicas, de no fumar. Bueno, ahorita como estamos comiendo no estamos portando el cubrebocas, pero pues sí”, dijo Brandon, un turista.

“La gente lleva su hielera, su sombrilla, no guarda la sana distancia”, indicó Carlos de la Peña Pintos, secretario de Salud de Guerrero.

En las noches, pese a que todavía no están abiertos bares y discotecas, los turistas, sobre todo jóvenes salen a buscar diversión y relajan sus medidas de prevención.

“Si las personas deciden no cuidarse lamentablemente ya no podemos hacer gran cosa”, aseguró Candy, prestadora de servicios.

En Hidalgo, con más de cuatro mil contagios por coronavirus, la gente decidió salir del confinamiento.

En las calles de Pachuca, la movilidad es normal y en los comercios y mercados los clientes se aglomeran.

“No sé si existió no existió pero la mayoría de la gente dijo que no existió, pero la gente ya se ve que ya está saliendo la gente, la nueva normalidad”, destacó José Alonso, vecino de Pachuca.

En Oaxaca, los comercios, negocios de todo tipo, restaurantes y hoteles han reiniciado actividades y hay mucho más gente en las calles.

“Pues la verdad creo que era necesario porque ya muchas cosas necesitábamos comprar para nuestra vida y también la economía de las personas”, dijo Esther Mendívil.

En Yucatán, la gente principalmente jóvenes están saliendo a la calle, no solo por motivos de trabajo sino para actividades recreativas.

En los últimos días se aumentó el tránsito vehicular y la gente no solo regreso a las calles, sino que ya está realizando fiestas y reuniones.

“Es un peligro la verdad porque todavía la enfermedad no estamos fuera de eso; hay un montón de gente en la calle”, apuntó Mary, comerciante.

“No para estar paseando y si hay demasiada gente en el centro”, añadió Gaby Castillo, en testimonio.

Las autoridades reconocen que si las personas no se adaptan a la nueva normalidad podría haber un rebrote de la enfermedad, con mucho más casos positivos y defunciones.

Con información de Noticieros Televisa.

LLH