-->
#Trump

Los británicos se oponen a la visita de Trump

Los británicos se oponen a la visita de Trump

Una taza con la imagen de Trump luce en una tienda de souvenirs en Londres. (Reuters)

En enero del 2017, durante su primera reunión en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump, la líder británica Theresa May invitó al mandatario estadounidense a una visita de Estado al Reino Unido.

Esta decisión fue criticada por sus oponentes políticos.

Desde entonces, múltiples encuestas públicas muestran que la sociedad británica se opone a dicha visita. Tras muchos retrasos, esta gira de trabajo de tres días iniciará este jueves.

Las controversiales declaraciones de Trump sobre los problemas internos del Reino Unido, tales como la ola de crimen en Londres, o la reciente dimisión del secretario de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, quien es un archi-rival político de May, han provocado múltiples tensiones personales entre los dos líderes.

Boris Johnson es amigo mío, él ha sido muy amable conmigo, me ha dado su apoyo. Quizá hable con él en mi visita. Me cae bien Boris Johnson, siempre me ha caído bien”, dijo Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Ante esto la primera ministra May decidió reaccionar diplomáticamente a la insistencia del presidente Trump de que el Reino Unido está “en un caos”.

Espero que tengamos charlas positivas con el presidente Trump. Hablaremos de muchos temas”, señaló Theresa May, primera ministra británica.

Las manifestaciones anti-Trump han comenzado ya. Imágenes que muestran a May y Trump como unos piratas fueron proyectadas sobre las paredes del Palacio de Westminster, la sede del Parlamento británico.

“Sí, respetamos la necesidad de tener esta relación. Pero cuando alguien en el poder se comporta como un tirano, ¿en qué momento rompes las reglas? ¿En qué momento te le plantas?”, subrayó Sam Coniff-Allende, organizador de las manifestaciones.

Vea también: Protestas contra Trump en Reino Unido pueden ser ‘violentas’, advierte embajada

La agenda de la visita de Trump fue organizada de tal manera que él personalmente jamás encarará a los manifestantes.

La bienvenida del mandatario será a las afueras de Londres – en el palacio de Bleinheim, donde este jueves May ofrecerá una cena a Trump y su esposa Melania.

El viernes los Trump se trasladarán a la residencia del campo de la primera ministra May en Chequers, en el condado de Oxford. Este mismo día se reunirán brevemente con la monarca británica Isabel II en el Castillo de Windsor.

La noche del viernes el presidente Trump volará a Escocia, donde es dueño de dos lujosos centros turísticos de golf.

Con información de Vytas Rudavicius

AAE

CARGANDO...