#Brexit

Boris Johnson dimite como ministro de Exteriores británico

Johnson habla con bromista que finge ser primer ministro

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson. (AP/archivo)

El ministro de Exteriores británico, el conservador Boris Johnson, dimitió este lunes de su cargo, según anunció Downing Sreet, despacho oficial de la primera ministra, Theresa May.

La renuncia de Johnson, uno de los miembros del Gobierno conservador más favorables a un Brexit duro, se produce poco después de la dimisión anoche del ministro para la salida de la Unión Europea (UE), David Davis.

Este mediodía, la primera ministra ha aceptado la renuncia de Boris Johnson como ministro de Exteriores”, señaló un portavoz de Downing Street en un escueto comunicado.

La nota agrega que May “agradece a Boris su trabajo” al frente del Foreign Office, del que tomó las riendas en julio de 2016, menos de un mes después del referéndum en el que el 51,9 % de los votantes se pronunciaron a favor de abandonar la Unión Europea (UE).

Johnson, que fue alcalde de Londres entre mayo de 2008 y mayo de 2016, fue una de las caras más visibles de la campaña favorable al Brexit antes de aquel plebiscito.

El hasta ahora responsable de Exteriores criticó la semana pasada el plan de May de formar un “área de libre comercio” con la UE tras el Brexit, aunque el viernes, en una reunión de los miembros del Gobierno en la residencia campestre de Chequers, no se opuso de manera formal a su aprobación.

Según reveló la cadena BBC, durante el encuentro a puerta cerrada Johnson argumentó que el plan de May convertiría al Reino Unido en un “Estado vasallo”, al comprometerse a cumplir el “libro de normas” comunitario en cuanto al comercio de bienes, a pesar de estar ya fuera del bloque comunitario.

MAY DEFIENDE SU PROPUESTA “RESPONSABLE” PARA EL BREXIT

Por su parte, la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, aseguró hoy que su propuesta para el Brexit sienta unas bases de negociación con Bruselas “responsables y creíbles”, después de la dimisión de dos de sus ministros.

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, May agradeció el “trabajo” de David Davis al frente del Ministerio del Brexit y la “pasión” de Boris Johnson en la cartera de Exteriores, cargos de los que ambos han dimitido en menos de 24 horas.

May subrayó que la propuesta para una futura relación comercial con la Unión Europea (UE) que puso sobre la mesa el pasado viernes, con la que tanto Davis como Johnson han sido críticos, va en favor del “interés nacional” del Reino Unido.

La primera ministra pidió a Bruselas que se “intensifiquen” las negociaciones sobre el Brexit este verano y admitió que su propuesta, que todavía no ha sido enviada de forma oficial a la Unión Europea, requiere todavía que se acerquen las posiciones entre ambos lados del Canal de la Mancha.

Es necesario que (los 27 socios europeos restantes) reflexionen de nuevo y miren más allá de las posiciones que han tomado hasta ahora y que lleguemos a un acuerdo con un equilibrio justo entre derechos y obligaciones”, afirmó.

May aseguró que su propuesta, que planea publicar de forma detallada el jueves en forma de un “libro blanco” sobre el Brexit, permitirá al Reino Unido “retomar el control de sus fronteras, su dinero y sus leyes”.

“Y lo hace de un modo que protege nuestros puestos de trabajo y nos permite firmar acuerdos de comercio independientes”, puntualizó la política conservadora al respecto.

Acerca de la dimisión en las últimas horas de dos de los ministros con más peso de su Gabinete, May se limitó a subrayar la labor de Davis al haber creado desde cero el Ministerio del Brexit y su contribución a la tramitación parlamentaria de algunas de las leyes “más importantes en generaciones” para el país.

El hasta ahora responsable británico de las negociaciones con Bruselas argumentó que el plan de la primera ministra “concede demasiado y de forma demasiado sencilla” a los socios comunitarios.

Vea también: May nombra a Dominic Raab como nuevo ministro británico para el ‘Brexit’

Sobre Johnson, cuya dimisión anunció esta tarde Downing Street, el despacho oficial de May, la jefa de Gobierno reconoció su “pasión” a la hora de “promover un Reino Unido global en el mundo ante la salida de la Unión Europea”.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, afirmó por su parte en la sesión parlamentaria que las salidas de Davis y Johnson del Ejecutivo han abierto una “crisis en el Gobierno” conservador.

“Está claro que este Gobierno no es capaz de lograr un acuerdo que proteja la economía, los puestos de trabajo y los estándares de vida” de los británicos, sostuvo Corbyn.

“¿Cómo puede alguien tener fe en que la primera ministra logrará un buen acuerdo con los 27 gobiernos de la Unión Europea si ni siquiera es capaz de firmar un pacto dentro de su propio Gabinete?”, se preguntó el líder de la oposición.

 

Con información de EFE

AAE

 

CARGANDO...