Londres responderá ‘a su debido tiempo’ a la Comisión Europea sobre acción legal por Ley Brexit

La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, anunció hoy la apertura de un procedimiento de infracción contra el Gobierno de Boris Johnson por no haber retirado antes de finales de septiembre
Londres responderá 'a su debido tiempo' a la Comisión Europea sobre acción legal por Ley Brexit. FOTO AP

El Gobierno británico responderá “a su debido tiempo” a la Comisión Europea (CE) después de que esta anunciara medidas legales contra este país por un controvertido proyecto de ley que contraviene el acuerdo de salida de la UE, señaló este jueves un portavoz oficial en Londres.

Te recomendamos:  UE anuncia acciones legales contra Gran Bretaña por planes de romper acuerdo para Brexit

“Responderemos a la carta (enviada por la CE) a su debido tiempo. Ya hemos detallado claramente cuáles son nuestras razones para introducir las medidas relacionadas con el protocolo de Irlanda del Norte”, apuntó la citada fuente del Gobierno británico.

La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, anunció hoy la apertura de un procedimiento de infracción contra el Gobierno de Boris Johnson por no haber retirado antes de finales de septiembre un controvertido proyecto de ley sobre el mercado interno que contraviene el acuerdo de salida de este país del bloque comunitario.

El anuncio de Bruselas se conoce después de que el pasado martes los Comunes dieran luz verde a esa legislación que otorga al Ejecutivo de Boris Johnson la capacidad para modificar de manera unilateral los mecanismos acordados con los 27 para mantener abierta la frontera entre las dos Irlandas tras el Brexit.

“Necesitamos crear una red legal de seguridad a fin de proteger la integridad del mercado interno del Reino Unido, asegurar que los ministros pueden siempre cumplir con sus obligaciones en Irlanda del Norte y proteger las ganancias obtenidas en el proceso de paz”, apuntó la misma fuente oficial.

Esa polémica legislación pasará ahora a la Cámara de los Lores, donde los conservadores no tienen mayoría. No obstante, si la Cámara Alta introdujera cambios, esos deberían ser refrendados por los Comunes.

Pese a que Bruselas ya había advertido a Londres de que iniciaría acciones legales si no retiraban el proyecto de ley antes de finales del pasado mes, Boris Johnson continuó adelante con la tramitación.

Sin embargo, presionado por diputados de su propio partido, el primer ministro británico agregó una salvaguarda adicional por la que no podrá ejecutar los poderes que le otorgaría esa ley para romper el acuerdo de salida del bloque firmado el pasado octubre, si no obtiene primero permiso del Parlamento.

El jefe de Gobierno ha dicho que no hay intención de alterar el tratado si ambas partes llegan a un acuerdo sobre su futura relación antes de que finalice el periodo de transición el Brexit, a finales de diciembre.

Con información de EFE

KAH