Litro de gasolina Magna será 1.50 pesos más barato desde el 30 de marzo

Empresas acusan pérdidas millonarias por falta de gasolina

Litro de gasolina Magna será 1.50 pesos más barato desde el 30 de marzo. (Notimex)

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció este viernes que el litro de gasolina Magna será 1.50 pesos más barato desde el 30 de marzo.

La dependencia lo informó luego de dar a conocer los montos y porcentajes del estímulo fiscal en materia del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la gasolina, correspondientes al periodo del 30 de marzo al 5 de abril de 2019.

De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación (DOF), para dicho periodo se aplicará un estímulo fiscal de 31.19 por ciento o 1.50 pesos por litro para la gasolina menor a 92 octanos (Magna).

Instrucción es clara, gasolinas en frontera deben costar lo mismo que en EU: AMLO

Mientras que la gasolina Premium o mayor a 92 octanos y combustibles no fósiles tendrán un subsidio por parte del Gobierno federal de 16.82 por ciento, equivalente a un monto de 0.683 pesos por litro.

En tanto que el diésel recibió un estímulo fiscal de 23.88 por ciento, correspondiente a un monto de 1.261 pesos por litro, destacó la Secretaría de Hacienda.

Las cuotas disminuidas del impuesto especial sobre producción y servicios aplicables a la gasolina Magna son de 3.310 pesos, de 3.377 pesos para la gasolina Premium y combustibles no fósiles, así como de 4.019 pesos para el Diésel.

De acuerdo con la dependencia, el objetivo del estímulo es proteger el poder adquisitivo de los usuarios finales ante movimientos en las referencias internacionales de los combustibles, en un contexto en el que los precios al público ya no son determinados por el gobierno.

Modifica SHCP aplicación del estímulo al IEPS a gasolinas para bajar precio

Sin embargo, el porcentaje fijado por la Secretaría de Hacienda no necesariamente tiene que repercutir en esa misma proporción en el precio final al consumidor.

Cabe destacar que el estímulo fiscal a la cuota del IEPS para gasolinas y diésel lo aplica Hacienda para los distribuidores, y ellos establecen el precio al consumidor final, considerando varios factores como los costos de distribución, el precio de importación del combustible y tipo de cambio.

También el estímulo fiscal funge como un amortiguador ante la volatilidad en los precios internacionales de los combustibles.

El objetivo de los estímulos es cuidar el poder adquisitivo de la población comprometiéndose a que el precio de venta de la gasolina no aumentará en términos reales, independientemente del movimiento en los precios internacionales de los combustibles y el tipo de cambio.

Con información de Notimex y Guadalupe Flores

LSH

CARGANDO...