Hija de Stephen Hawking pensaba ‘que iba a durar para siempre’

Hija Stephen Hawking pensaba que iba a durar para siempre

Stephen Hawking, al centro, con su hija Lucy Hawking el 8 de febrero de 2015 (Archivo/AP)

La hija del fallecido físico británico Stephen Hawking, Lucy Hawking, reveló este miércoles que entró en “shock” cuando murió su padre porque pensaba “que iba a durar para siempre”.

Lucy concedió al programa Good Morning Britain su primera entrevista tras la muerte de su progenitor, el pasado 14 de marzo, en la que afirmó que se siente “tremendamente afortunada” por haber podido compartir “tanto tiempo con él”.

Hawking, que falleció a los 76 años en Cambridge, fue diagnosticado a los 21 años de una enfermedad neurodegenerativa que, poco a poco, le dejó inmóvil y le obligaba a comunicarse a través de un sintetizador de voz.

Una dolencia asociada a una corta esperanza de vida, pero que el cosmólogo sobrellevó durante casi cinco décadas, algo que su hija achacó hoy a “un milagro médico y científico”.

hawking autor gran parte descubrimientos astrofisica moderna
Stephen Hawking, físico teórico británico. (AP, archivo)

Stephen Hawking, físico teórico británico. (AP, archivo)

“Se puede pensar que porque alguien lleve enfermo mucho tiempo su muerte no te va a impactar, pero de hecho sí lo hizo”, sostuvo, al tiempo que insistió en su “extraordinaria longevidad con su condición”.

Interrogada sobre cómo cree que le gustaría a su padre ser recordado, Lucy declaró que “siempre decía que tu legado reside en tus hijos y en el trabajo que has hecho”.

Stephen Hawking investigó a lo largo de su vida sobre la expansión del Universo y los agujeros negros, y publicó varios libros de divulgación científica, entre ellos el célebre “A Brief History of Time” (Una breve historia del tiempo).

Hawking fue despedido el pasado 31 de marzo en un funeral privado en Cambridge, pero sus cenizas serán enterradas el próximo 15 de junio en la abadía de Westminster, en Londres, donde descansarán cerca de los del físico Isaac Newton (1643-1727).

ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA

Leer más: ¿De qué estaba enfermo Stephen Hawking?

Stephen Hawking, el renombrado astrofísico británico padecía una enfermedad motoneuronal relacionada con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Pero ¿qué es y qué hace esta enfermedad?

Las teorías de Stephen Hawking revolucionaron la manera de entender el universo
El físico británico Stephen Hawking, reconocido mundialmente por sus estudios sobre agujeros negros, asiste a una conferencia de prensa en Nueva York. (Getty Images)

El físico británico Stephen Hawking, reconocido mundialmente por sus estudios sobre agujeros negros, asiste a una conferencia de prensa en Nueva York. (Getty Images)

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) se origina cuando las células del sistema nervioso llamadas motoneuronas disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, lo que provoca una parálisis muscular progresiva que casi siempre se pronostica como mortal. En sus etapas avanzadas los pacientes sufren una parálisis total que es acompañada de una exaltación de los reflejos tendinosos como resultado de la pérdida de los controles musculares inhibitorios.

En la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) las funciones cerebrales no relacionadas con la actividad motora (es decir, con el movimiento), como lo son la sensibilidad y la inteligencia, se mantienen inalteradas. Es por eso que el astrofísico podía seguir desempeñándose en su profesión. Por otro lado, casi no resultan afectadas las motoneuronas que controlan los músculos extrínsecos del ojo, es por eso que Hawking pudo conservar los movimientos oculares hasta el final.

Stephen Hawking pudo continuar su labor como científico gracias a que, en 1997, se hizo de un sistema de comunicación basado en un ordenador que tiene como interfaz una tablet y que se alimentaba de la misma batería que su silla de ruedas.

Stephen Hawking de niño (Fotos: thevintagenews)

Un lector infrarojo en sus lentes podía detectar un movimiento de su mejilla, lo que le ayudaba a escribir lo que quería decir por el ordenador, mismo que tenía un predictor de palabras que le ayudaba a escribir gracias a que tenía descargado el vocabulario y las frases que más utilizaba en sus conferencias. Una vez que tenía una frase construida, podía utilizar su sintetizador de voz para decirlo.

Leer más: Los restos de Stephen Hawking descansarán junto a los de Newton y Darwin

HAWKING JUNTO A NEWTON Y DARWIN

El físico británico Stephen Hawking tomará su lugar entre los científicos más destacados de la historia cuando sus cenizas sean depositadas en la Abadía de Westminster, cerca de las tumbas de Isaac Newton y Charles Darwin.

Hawking murió la semana pasada a los 76 años después de toda una vida dedicado a investigar los orígenes del Universo, los misterios de los agujeros negros y la naturaleza del tiempo.

La Abadía de Westminster, el lugar de descanso final de 17 monarcas y de algunas de las figuras más significativas de la historia británica y universal, tendría un Servicio de Acción de Gracias para Hawking más tarde este año, durante el cual sus cenizas serían inhumadas.

El sepelio dentro de la Abadía de Westminster es un honor poco frecuente. Los entierros más recientes de científicos fueron los de Ernest Rutherford, un pionero de la física nuclear, en 1937, y Joseph John Thomson, quien descubrió los electrones, en 1940.

Con información de EFE

HVI

CARGANDO...