Guardia Nacional contiene a migrantes en Chiapas

Miles de migrantes, en su mayoría de Honduras, cruzaron irregularmente el río Suchiate hoy
Operativo de la Guardia Nacional en Chiapas. (Reuters)

Elementos de la Guardia Nacional desplegaron un operativo en Tapachula, Chiapas, para contener la caravana migrante.

Te recomendamos: Caravana migrante cruza el río Suchiate y marcha por Chiapas

Más de 200 integrantes de la Guardia Nacional detuvieron este jueves el avance de miles de centroamericanos de la caravana migrante que cruzaron de forma irregular el río Suchiate, que divide a Guatemala de Chiapas.

La persecución de la Guardia Nacional, que incluso ha lanzado gases lacrimógenos a los migrantes, ocurrió en la carretera del municipio de Frontera Hidalgo tras romperse el diálogo entre los centroamericanos y las autoridades mexicanas.

Al lugar llegaron autobuses del Instituto Nacional de Migración (INM) para llevar a cientos de migrantes detenidos a centros como la oficina migratoria Siglo XXI, ubicada en la ciudad de Tapachula, Chiapas.

Miles de migrantes, en su mayoría de Honduras, cruzaron irregularmente este jueves el río Suchiate de manera sorpresiva ante la ausencia de autoridades, conformando un sustancial contingente que llegó a adentrarse varios kilómetros en México.

Los migrantes habían propuesto apenas unas horas antes caminar en orden y solicitar de manera formal su asilo en México, como en un principio ofreció el presidente, Andrés Manuel López Obrador, así como trabajo en la zona.

Además, los migrantes pedían recibir libre tránsito al menos en Chiapas y así evadir a la Guardia Nacional, que este lunes frustró su primer intento de ingresar en México.

Sin embargo, la tensión escaló cuando los migrantes y algunos activistas que los acompañan se enfrentaron a funcionarios de la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) y del INM para que respondieran a las dos mil solicitudes de asilo formuladas por la caravana en días recientes.

Aún no se precisa el número exacto de migrantes detenidos, pero se estima que la caravana se dividió entre quienes resultaron detenidos, quienes escaparon a la selva de Chiapas y quienes se entregaron ante la impotencia de afrontar a los elementos de seguridad.

El lunes, entre 500 y mil migrantes de la primera caravana de 2020, que sumó hasta cinco mil personas, cruzaron corriendo el río Suchiate junto al puente Rodolfo Robles, que divide Guatemala de México, donde miembros de la Guardia Nacional detuvieron a 402 centroamericanos.

Otros 40 volvieron por su cuenta a Guatemala y 58 se internaron por la selva, además de un total acumulado de otros 679 hondureños deportados vía aérea por Villahermosa, Tabasco, y vía terrestre por Tapachula.

El INM informó el miércoles de que en un solo día se habían interceptado a más de dos mil migrantes en los estados de Chiapas y de Tabasco, fronterizos con Guatemala.

Con información de FOROtv y agencias.

RMT